Netflix no se rinde con Star Wars y Marvel pero, ¿qué nos espera a los usuarios con estas plataformas?

Actualidad

Hace tan solo unos días ya os dábamos debida cuenta de una noticia que afectará directamente a los millones de usuarios que ya hacen uso habitual de las plataformas de vídeo a la carta vía streaming, y es que Disney y Marvel se desvincularán de Netflix en unos meses.

Para muchos este es un movimiento que más tarde o más temprano se iba a llevar a cabo, por lo que tiene mucho sentido para las propias compañías afectadas, ya que de este modo se preparan para lanzar sus propias plataformas de este tipo. Sirva como ejemplo el caso de Disney que planea lanzar dos servicios de streaming independientes, uno que competirá directamente con Netflix, además de otro centrado en eventos deportivos.

Sin embargo y a pesar de la noticia, ahora también se ha sabido que Netflix no está dispuesto a renunciar a ciertas películas de Disney y de Marvel, por lo que todavía está negociando un acuerdo que se extendería más allá de 2019 para determinadas franquicias que por el momento aún disponen, por lo que todavía no está todo dicho en este sentido. De hecho el jefe de contenidos del gigante audiovisual ha afirmado que “todavía estamos en discusiones activas para conservar los derechos de transmitir algunos títulos de estas firmas en Netflix después del año 2019”.

Las plataformas Streaming tipo Netflix están condenadas a no entenderse

Sin embargo de lo no cabe duda es de que este tipo de acciones, y otras similares que se prevé que llegarán en un futuro próximo, afecta directamente a los usuarios. Esto se debe a que podría ser que de aquí a unos meses necesitemos estar suscritos a varias plataformas streaming de este tipo para disponer de una variedad aceptable de contenidos en series, por ejemplo, con el coste que esto conlleva.

Netflix Disney Marvel

Es más, un ejecutivo de la misma Netflix ha dicho en una entrevista que el anuncio de Disney no ha sido muy sorprendente para Netflix, siendo una «evolución natural» para estas grandes compañías.

De esto se deduce que estos servicios estaban «condenados» a no entenderse, por lo que los deseos de los usuarios para poder disponer de una plataforma global con contenidos de todas, o al menos, la mayoría de las productoras, será algo inviable. De ahí precisamente que casi desde sus inicios Netflix se introdujo en el negocio de los contenidos originales y propios, todo ello para anticiparse a lo que ya está comenzando a suceder en estos últimos días.

También es cierto que aún cabe la posibilidad de que se firmen acuerdos entre los gigantes del sector para que sus servicios puedan funcionar de manera independiente, pero al mismo tiempo complementaria.

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone