La llegada del 5G pasa por cuatro aspectos que han pedido los operadores europeos

Escrito por Alberto García
Operadores

El viernes pasado nos hacíamos eco de los futuros planes y recomendaciones de la CNMC de cara al 5G, entre lo cual se explicaba cuáles son las bandas que va a utilizar el 5G en España, y probablemente a Europa. Para que este despliegue esté lo más armonizado posible, la GSMA ha emitido un comunicado en el que abogan por la cooperación.

La llegada del 5G va a requerir de mucha colaboración a nivel nacional y europeo

Y es que el 5G va a suponer un cambio para el que los países europeos tienen que estar preparados. Además del aumento de tráfico móvil que supondrá tener velocidades por encima de un gigabit en el 5G, serán muchos nuevos dispositivos los que se sumen a la red, como es el caso de los coches, donde muchos empezarán a ser autónomos unos pocos años después del despliegue inicial del 5G. El aumento de dispositivos y el operar en frecuencias elevadas supondrá tener que poblar las poblaciones de antenas.

union-europea-5g

Mientras que tendremos que esperar algo más de un año para conocer la especificación técnica final del 5G, los países y los operadores se están preparando para facilitar en la máxima medida de lo posible su implementación. A nivel de países, todos tendrán que tener liberada la banda de los 700 MHz de largo alcance y alta penetración a finales de junio de 2020.

Los operadores exigen 4 aspectos esenciales para poder colaborar entre sí

Con respecto a los operadores, éstos están actualmente preocupados por la manera en las que se va a habilitar el espectro para las nuevas redes 5G. En una carta abierta emitida hoy a través de la GSMA, han afirmado que, aprovechando el gran cambio que va a suponer el 5G, la Unión Europea podría posicionarse como un líder mundial en las telecomunicaciones si se hace todo de manera armonizada y correcta. Entre las medidas en las que ponen especial énfasis destacan:

  • Previsibilidad en las licencias que los operadores adquieren para operar en determinadas bandas, con una duración mínima de 25 años y alta probabilidad de renovación de la licencia.
  • Un mecanismo para intercambiar entre operadores diseños, productos y procesos de innovación relacionados con las redes 5G.
  • La posibilidad de compartir espectro.
  • Una estructura de tarifas que refleje el uso eficiente y efectivo del espectro, así como que se cumplan los compromisos de cobertura.

Las recomendaciones de la UE para las telecomunicaciones implican alcanzar los 1.200 MHz. Actualmente, con el plan de despliegue en las bandas actuales, en España sólo se alcanzarán 860 MHz, sumando todo el 2G, 3G, 4G y 5G. Por ello, España y los demás países tienen que trabajar para liberar el máximo posible de ancho de banda, así como favorecer que el mayor número posible de operadores lo compren para evitar que se queden vacíos.

Por tanto, los operadores afirman que necesitan tener una mayor facilidad de acceso al espectro, así como mayor flexibilidad para gestionarlo, mediante medidas como poder compartirlo. De momento, cada país está haciendo sus subastas de espectro, como AlemaniaFrancia, Suecia Reino Unido.

Fuente > GSMA