Crean una pantalla para móviles que repara sus propios arañazos y cortes

Actualidad

Cuando compramos un móvil, lo primero que hacemos es comprarle una funda o una carcasa, así como ponerle un protector de vidrio templado o de plástico para proteger la pantalla ante posibles arañazos. Si el móvil se nos cae o hace contacto con algo que llevamos en el bolsillo, lo mejor es que haga ese contacto con una carcasa o con un protector que se pueda cambiar fácilmente sin gastar incluso más de cien euros en repararlos si la pantalla se nos ha rajado.

Pantalla capaz de repararse sola como si fuera una herida humana

Pero, ¿y si pudiéramos ir tranquilos porque los arañazos se reparasen solos? Eso es lo que ha buscado un grupo de químicos de la Universidad de California. Estos científicos han creado un material que podría hacer que no tuviéramos que elegir entre reparar nuestros móviles o comprar uno nuevo, sino que abre una tercera vía: que la pantalla se repare sola.

pantalla-autoreparadora-corte-arregladaHasta ahora, los científicos habían conseguido crear pantallas que repararan arañazos superficiales y suaves, pero con bastantes limitaciones y alejadas de aplicaciones prácticas. Estas nuevas pantallas son capaces de reparar arañazos y también cortes de mediana profundidad. Los científicos hicieron la prueba cortando el material por la mitad, y 24 horas después, volvió a unirse automáticamente. El material puede estirarse hasta 50 veces su tamaño original.

pantallas-autoreparadoras

El material está hecho de un polímero elástico y una sal iónica, formando una unión llamada interacción ion-dipolo, que actúa como una fuerza entre iones cargados y moléculas polares. Esto quiere decir que, si el material se rompe o se rasga, los iones y las moléculas se atraen entre sí para “curar” el material y así reparar a simple vista la raja, siendo a la vista algo similar a la reparación de heridas de los humanos.

Estos materiales ya existen en la actualidad, pero no conducían la electricidad

La diferencia principal de este material con otros que ya existen es que los que se habían creado hasta ahora no podían conducir electricidad. Este tipo de materiales los podíamos encontrar en móviles como el primer LG G Flex, con una carcasa trasera que autoreparaba los arañazos en unos pocos minutos. El problema es que ese sistema no es compatible con la conducción de electricidad que necesitan las pantallas capacitivas de los móviles en la actualidad, que funcionan con una serie de electrodos debajo de ella, los cuales completan un circuito cuando ponemos nuestro dedo en la pantalla, ya que somos conductores de la electricidad.

pantalla-movil

Los científicos calculan que este material empezará a usarse en pantallas de móviles y en baterías a partir del año 2020. A diferencia de otras innovaciones en este aspecto, uno de sus creadores afirma que está seguro de que en menos de tres años habrá fabricantes que lo implementen en sus móviles con el fin de ofrecer características que hasta ahora eran impensables.

Escrito por Alberto García

Fuente > Business Insider