La última actualización de Windows 10 para arreglar fallos vuelve a generar problemas

Ayer nos hacíamos eco de que en los últimos cuatro días muchos usuarios habían empezado a tener problemas con la actualización KB4013429 de Windows 10, que rompía varios aspectos del sistema operativo como el explorador de archivos, la función de Restaurar Sistema, o directamente la propia función de Restablecer este PC en un intento de huida al equivalente de una versión de Windows 10 recién instalada.

KB4015438: primer parche para solucionar los problemas generados por KB4013429

Microsoft, al igual que otras empresas, suele apresurarse para arreglar este tipo de fallos, y en el día de ayer lanzó la actualización KB4015438 para arreglar algunos de los fallos provocados por el parche problemático. En concreto, esta actualización buscaba arreglar un fallo que provocaba que MPEG-2 se colgara en programas como Windows DVD Player, mientras que el otro arreglaba problemas con el Switch Embedded Teaming (SET), que generaba cuelgues en el sistema.

Aunque no arregle todos los problemas que los usuarios estaban experimentando con las actualizaciones introducidas a mediados de la semana pasada, este era un primer acercamiento a arreglar fallos en el sistema operativo. El problema es que este primer parche parece haber sido lanzado de manera algo acelerada, y no se han hecho todas las comprobaciones necesarias.

kb4015438

Muchos usuarios están reportando en foros que la actualización da error al instalarse, mientras otros han experimentado tiempos lentos de instalación que llevan hasta casi una hora. A estos últimos parece que, aunque les tarde demasiado, la instalación finalmente acaba instalándose correctamente.

Otra opción que tenemos es instalar el parche KB4015438 manualmente desde el catálogo de actualizaciones de Microsoft. La actualización ocupa 1 GB y no debería dar problemas de instalación.

Aunque Windows 10 tarde e instalarlo, no reinicies el ordenador en medio del proceso

En ADSLZone hemos tenido resultados dispares, con un compañero habiendo tenido que esperar una hora para instalar la actualización (con un disco duro), mientras que yo no he tenido mayor problema, completándose todo el proceso en siete minutos (descarga del parche con ADSL e instalación en el SSD). En el caso de que tengáis problemas al instalar la actualización, es conveniente que no reiniciéis el ordenador durante el proceso en el caso de que parezca que se ha colgado, pues podéis causar problemas mayores al sistema operativo. Si no está avanzando la barra no quiere decir que el proceso esté parado, pues puede estar copiando información o descargándola de Internet.

windows-10-error

Microsoft no se ha manifestado en función a estos problemas que está provocando la actualización. Al menos los primeros comentarios sobre la actualización afirman que los dos problemas que arregla el parche han sido realmente resueltos. En los próximos días deberían ir lanzando más actualizaciones para arreglar el resto de problemas generados a mediados de la semana pasada.