¿Tiene el lector de huellas en los teléfonos móviles los días contados?

Los avances en multitud de ámbitos que con el paso del tiempo vamos encontrando en los dispositivos móviles que hoy día llevamos encima casi en todo momento, en ocasiones son realmente sorprendentes, avances que en algunos casos nos habrían sonado a ciencia ficción hace solo unos años.

Eso es algo que sucedió con la llegada del popular lector de huellas a nuestros teléfonos inteligentes hace unos años, sistema de seguridad que sorprendió gratamente a muchos, pero que por el contrario no fue muy del agrado de otros muchos. Lo que en un principio se lanzó como algo innovador y tan solo accesible para los terminales de más alta gama, poco a poco se ha ido instaurando en muchos de los modelos existentes hoy día pertenecientes a todo tipo de rangos de precio.

Sin embargo todo hace indicar que esta es una tecnología que está en decandencia, por lo que muchos podrían llegar incluso a pensar que tiene los días contados. A modo de curiosidad, hace tan solo unas horas en la red social Twitter se ha filtrado una información, en principio de un empleado de la firma Samsung, donde apuntaba que la compañía ya se está planteando el hacer desaparecer el reconocimiento de huella como sistema de seguridad en sus terminales móviles. Esto aún no se haría real en el esperado Samsung Galaxy S8 del que tanto se habla estos últimos meses, sin embargo parece ser que la tendencia está dirigida hacia la eliminación de este mencionado lector.

Lector de huellas o iris

El lector de huellas del móvil será sustituido por el reconocimiento facial

Es evidente que el desarrollo de nuevos proyectos que faciliten en uso de la tecnología más puntera a los usuarios no para, por lo que ahora los fabricantes podrían empezar a sustituir este sistema de acceso a los terminales por un lector de iris y, porqué no, el reconocimiento facial para poder acceder a los datos de nuestro smartphone.

De ese modo, cuando estas tecnologías comiencen a convertirse en habituales en los dispositivos móviles, como en su día sucedió con el lector de huellas, este último probablemente sea parte del pasado. De hecho se especula con el hecho de que este reconocimiento facial se comience a integrar de manera cada vez más común en los teléfonos de muchas de las grandes marcas como Apple o Samsung, entre otras

Sin embargo, de lo que no cabe duda es de que, al menos en sus inicios, el uso de este tipo de tecnologías levante ciertas suspicacias entre muchos usuarios, aunque lo más probable es que en los próximos años esto sea algo que acabe asentándose y que nuestro teléfono móvil sea capaz de «reconocer» nuestro rostro para permitirnos acceder a su contenido.