La CNMC quiere que el cliente pueda elegir “quedarse como está” ante una subida de precio

Estamos a principios de marzo y ya hemos sufrido varias subidas de precio por parte de los principales operadores de nuestro país. Algunas de ellas ya se han aplicado y otras entrarán en vigor en las próximas semanas. Al descontento de los usuarios por estas modificaciones de precio, ahora se suma la voz de la CNMC. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia se muestra inquieta ante las últimas subidas de precio de las operadoras y cree que sería razonable que el cliente pudiera elegir “quedarse como está”.

Ayer mismo poníamos un poco de orden en el tema de las subidas de precio realizadas por las principales operadoras con una recopilación de todas las de 2017. En ese artículo podemos ver cómo las subidas oscilan entre 2 y 5 euros, afectando principalmente a las operadoras Movistar, Vodafone y Orange. Todas ellas han realizado ajustes en sus tarifas, aumentando en todos los casos los gigas disponibles para navegar.

Estas mejoras son de directa aplicación para los clientes y las viejas tarifas se actualizan con las nuevas condiciones. Los clientes que tengan compromiso de permanencia se ven liberados al producirse una modificación unilateral del contrato firmado, pero en ningún caso pueden optar por quedarse con la tarifa anterior (la que contrataron en su momento con esa operadora).

La CNMC ve razonable que el cliente pueda elegir ante una subida de precio

En un encuentro con la prensa en el XXX Curso de Economía para periodistas de información económica, el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, se ha mostrado “inquieto” ante las últimas subidas de precio que se han producido en el mercado español de las telecomunicaciones. Han asegurado que están siguiendo la situación.

El presidente del órgano regulador se ha preguntado si los clientes quieren realmente las mejoras que llegan con la subida de precio. Como sabemos, normalmente se apuesta por aumentar los gigas incluidos para navegar, amén de otras mejoras en otros aspectos de las tarifas. La CNMC cree que sería más razonable que el cliente pudiera elegir entre quedarse como está o cambiarse a los nuevos servicios.

Lo cierto es que, de esta forma, se ahorrarían muchos problemas en forma de quejas y descontentos de los clientes. El problema para las operadoras es que terminarían con el paso del tiempo con multitud de tarifas activas con diferentes precios y condiciones. ¿Qué os parece la visión de la CNMC sobre las subidas de precio?