Europa impide rebajar el IVA de los libros digitales al 4%

Europa impide rebajar el IVA de los libros digitales al 4%

Claudio Valero

Existe mucha controversia sobre el tipo de IVA que se debe aplicar a cada producto. En España tenemos varios tramos con impuestos súper reducidos o reducidos para determinados productos. Para la justicia europea, los tipos reducidos de IVA no pueden aplicarse a los libros digitales y sólo se pueden imponer en los libros impresos. Esto forma parte de la última sentencia del alto tribunal europeo.

Los países miembros de la Unión Europea deberán aplicar el IVA o impuesto sobre el valor añadido estándar a los libros digitales y a los periódicos en lugar de apostar por tipos reducidos como sucede en algunos casos con libros impresos o diarios impresos. Eso es al menos lo que ha dictaminado la última sentencia del alto tribunal europeo. La justicia europea ha tenido que “mojarse” en este asunto después de que un comisario polaco pidiera la interpretación de las reglas europeas sobre el impuesto del valor añadido y si era lícito aplicar el reducido a publicaciones digitales.

IVA reducido solo para libros impresos

Aunque tanto los libros digitales como los libros impresos cumplen con la directiva europea sobre el impuesto de valor añadido y la promoción de la lectura. Sin embargo, el alto tribunal europeo ha explicado que la exclusión de los libros digitales de este concepto se basa en que existe un régimen especial de IVA para el e-commerce o comercio electrónico. Por ello, las reglas uniformes de este segmento deben prevalecer.

mazo de juez justicia

Con esta sentencia, los 28 países miembros de la Unión Europea no podrán aplicar el IVA reducido a los libros digitales. Como sabemos, el Gobierno planeaba reducir el IVA de prensa y libros electrónicos del 21% al 4%, algo que se anunció en diciembre, aunque sin fecha concreta de entrada en vigor. En estos momentos, los libros digitales suponen unas ventas de entre el 5 y el 15% del total de libros vendidos en nuestro país.

Curiosamente, el Gobierno había consultado con la Unión Europea para poder dar este cambio fiscal. Ahora, la justicia europea vuelve a tumbar la iniciativa que se había tomado para igualar el IVA entre libros, independientemente de que se tratara de físicos o digitales.