Problemas para MásMóvil al verse obligada a cambiar de proveedor de fibra en su despliegue

MásMóvil parece estar empeñada en dar que hablar en todo momento, tanto por cosas consideradas como positivas como por otra que no son tan buena noticia. En este caso, toca una de las segundas. La operadora amarilla se ha visto obligada a cambiar de proveedor de fibra en pleno despliegue al romper su acuerdo con ZTE y sustituirlo por Huawei. Por el momento, habrá que ver cómo puede afectar esto al despliegue futuro que realice MásMóvil en los próximos tiempos.

Miguel Ángel Uriondo nos descubre en merca2 todos los detalles sobre el cambio de proveedor de fibra por parte de MásMóvil en pleno despliegue. Como sabemos, las diferentes operadoras de telecomunicaciones firman acuerdos de despliegue con los diferentes proveedores del mercado, principalmente ZTE, Huawei o Alcatel, aunque existen otras empresas que los pueden acometer.

Conseguir unas buenas condiciones en estos acuerdos es básico para tener un despliegue económicamente viable. MásMóvil siempre había presumido de su acuerdo cerrado con ZTE para el despliegue de su red. Las condiciones eran muy ventajosas, aunque nunca se hicieron públicas. La cosa no ha salido tan bien como esperaban y en pleno despliegue se han visto obligados a romper ese contrato y cambiar de proveedor.

Huawei por ZTE: MásMóvil cambia de proveedor de fibra

En el lado de MásMóvil, señalan que ZTE incumplió los acuerdos de financiación e incluso se atrevieron a afirmar que el proveedor chino no estaba a la altura de la situación desde el punto de vista técnico. Por el lado de ZTE, señalan que la decisión de retirarse fue suya completamente debido a los continuos incumplimientos por parte de MásMóvil.

Huawei ha sabido aprovechar la situación y se ha quedado con uno de los despliegues que todavía quedan por adjudicar en nuestro país. Como sabemos, en los próximos años se desplegarán millones de kilómetros de fibra óptica para dar cobertura a otros tantos millones de hogares.

Entre los que han confirmado sus planes a largo plazo, tenemos la promesa de 25 millones de unidades inmobiliarias cableadas en 2020 por parte de Movistar, lo que incluye todas las localidades de más de 1000 habitantes, o los 14 millones de Orange para el año 2019, adelantándose un año a sus planes previstos.

Volviendo al tema del despliegue de MásMóvil, todo apunta a que tendrán que sustituir unas 100 terminaciones de líneas ópticas (OLT) por las que ya había pagado. Además de los posibles retrasos a nivel de fechas sobre lo previsto inicialmente, habrá que esperar para saber si este cambio de proveedor no le afecta a nivel de gastos.

Y es que parece complicado que Huawei, sabiendo cómo está la situación, haya aceptado unas condiciones “tan ventajosas” como las que supuestamente se firmaron con ZTE. Con muchas incógnitas por resolver, el despliegue propio de MásMóvil sigue adelante mientras ya puede dar servicio propio a algunas de las unidades inmobiliarias de la red de Orange y Jazztel mediante el acuerdo firmado hace meses.