¿Qué calienta más, un PC Gaming o un calefactor? La absurda pregunta de los días de frío

Estamos en plena ola de frío, en uno de los días más fríos que se recuerdan en España en años. El consumo de electricidad se dispara en estas fechas con todo tipo de aparatos para generar calor y sobrellevar de la mejor manera posible este frío. El problema es que estos aparatos consumen mucha electricidad, y esto dispara la factura. Un PC Gaming, por paradójico que parezca, puede permitirnos ahorrar algo de dinero.

Consumo de electricidad de un PC Gaming

A pesar de esto, si estamos en casa, es probable que alguno de los aparatos que tengamos genera calor de por sí. El ejemplo más claro lo tenemos en un ordenador de sobremesa. Ayer hicimos el análisis del Xiaomi Smart Socket, y en él pudimos comprobar cuánto consume un ordenador y un aparatado de calefacción de bomba de calor.

En el caso del ordenador, en reposo consume 75 vatios. A una temperatura ambiente de 16ºC, la temperatura de la CPU se sitúa en 24 grados con un disipador por aire, y la tarjeta gráfica en modo pasivo a 28 grados. Por tanto, el ordenador esa soplando ligeramente un aire que se encuentra a una temperatura 10 grados superior a la ambiente, aunque no se acerca a la temperatura que las bombas de calor utilizan para calentar habitaciones.

ordenador-calefactor-pc-gaming

La cosa cambia ligeramente si empezamos a jugar en el ordenador. La temperatura de la CPU sube hasta los 50 grados, mientras que la de la tarjeta gráfica al 100% llega a los 63 grados. Estando jugando durante un par de horas, la temperatura de la habitación me llega a subir unos tres grados. No está nada mal teniendo en cuenta que el consumo del PC jugando es de 260 vatios, cuatro veces menos de los 1.065 vatios que consume una bomba de calor de 2.800 frigorías a 24 grados. En un PC Gaming con peor refrigeración la temperatura puede llegar a aumentar aún más.

Si se pudiera igualar el consumo de un ordenador al de un calefactor de suelo que consumen unos 1.200 vatios, podríamos comprobar que el aumento de temperatura es exactamente el mismo. Un usuario hizo la prueba hace algo más de tres años con un PC equipado con tres NVIDIA GeForce GTX Titan 6 GB con ventilación de referencia, un i7-4960X y una fuente de 1050 vatios. Las tarjetas gráficas, al estar tan juntas y tener la refrigeración de referencia, generan aún más calor.

pic_disp

En la gráfica se puede ver el aumento de temperatura de la habitación donde se hizo la prueba grados Fahrenheit. A los 26 minutos la temperatura aumentó 4 grados, y casi dos horas después la temperatura aumentó 6 grados. No dista mucho del aumento que se puede conseguir con un menor consumo del ordenador. Otra idea puede ser poner el PC a minar Bitcoins, y además de generar calor, ganaremos algo de dinero, o dejar funcionando algún programa de benchmarking.

Está claro que un ordenador gaming es mucho más caro que un calefactor, que se puede encontrar por apenas 20 euros. Pero si vamos a utilizar ambos dispositivos en una habitación, es interesante fijarse en que podemos ahorrarnos tener encendidos uno de ellos. Si tenemos en cuenta el precio del 0,112 euros el kWh que ofrece Gana Zone, podemos ahorrarnos unos cuantos euros al mes.