El WiFi ultrarrápido pasará de los 5 GHz a los 300 GHz para alcanzar 34 Gbps

Escrito por Alberto García
Hardware

La última especificación del estándar WiFi 802.11ac alcanza velocidades teóricas de hasta 1,3 Gbps (2,34 Gbps en la nueva especificación ‘Wave 2’). Para alcanzar esa velocidad, las antenas han de emitir en la banda de los 5 GHz de frecuencia. Cuantos más GHz, la banda se hace más estrecha, por lo que permite más velocidad. Como contrapartida, se sacrifica el alcance de esta señal, por lo que suele convivir con la de 2,4 GHz, que alcanza como mucho 450 Mbps, pero también tiene más alcance.

Otros chips menos comunes utilizan la especificación 802.11ad u 802.11ax, los cuales permiten velocidades de alrededor de 6 y 10 Gbps, respectivamente, pero sacrificando el alcance aún más que el 802.11ac actual.

34 Gbps con 10 metros de alcance

Un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Tokio ha llevado aún más lejos la creación de nuevos y mejores estándares en la conectividad WiFi. Para conseguir velocidades aún más rápidas, estos investigadores han desarrollado un nuevo protocolo que utiliza la banda de los 300 GHz o superior, alcanzando incluso el THz.

wifi

Gracias a estas elevadas frecuencias, los científicos han conseguido alcanzar velocidades de hasta 34 Gbps (en concreto, en la banda de los 500 GHz). Lo importante de haber conseguido esta velocidad es que no se sacrifica el alcance tanto como cabría esperar con una frecuencia tan elevada. Otros estudios previos habían alcanzado velocidades de 100 Gbps, pero con un exiguo alcance.

El esperado WiGig llega el año que viene y tiene el mismo alcance

En la actualidad los routers más modernos incluyen la posibilidad de crear dos redes WiFi; una en la banda de 2,4 GHz y otra en la de 5 GHz. La aplicación práctica en los hogares de estas altas frecuencias utilizaría un procedimiento similar. De momento, los investigadores esperan conseguir 10 metros de alcance, por lo que será útil si estás cerca del router. El WiGig que llegará el año que viene utiliza la banda de los 60 GHz bajo el estándar 802.11ad, y con el mismo alcance, ‘sólo’ llega a los 8 Gbps de velocidad.

Conseguir 10 metros de alcance con estas frecuencias es un gran avance, ya que las pruebas de las redes anteriores de 100 Gbps tenían un alcance de unos pocos centímetros, por lo que no era utilizable en la práctica en el mundo real. Este nuevo descubrimiento se realizó en un entorno real, en una habitación con temperatura normal y objetos en una habitación, y el chip podrá incluirse en el futuro en los teléfonos móviles.

De esta manera, vemos como el WiFi adelanta por la derecha al cableado Ethernet en términos de velocidad (aunque no de estabilidad). Incluso aunque tu conexión a Internet no sea demasiado rápida, utilizar estándares tan rápidos como estos permite transferir archivos en redes locales de manera mucho más rápida y cómoda.

Fuente > Techradar