Qué debe tener un PC Gamer en 2016 y su precio

Qué debe tener un PC Gamer en 2016 y su precio

Carlos González

¿Qué debe tener un PC Gamer? Es una pregunta muy frecuente, sobre todo entre los que están a punto de introducirse en el mundillo de los videojuegos para PC. Si es tu caso, lo primero que debes saber es que no hay una configuración perfecta para todos, sino que depende de qué estemos buscando, y sobre todo, que lo más sencillo es buscar los componentes de PC que más se adecuen a los mínimos que desees, ya sea por la calidad o precio. Te contamos, en esta ocasión, qué configuración de componentes debería tener tu PC Gamer –o PC Gaming- según los requisitos mínimos habituales para baja calidad, media y alta.

Los requisitos mínimos de un PC Gaming los marcan, evidentemente, los componentes requeridos por los títulos de ese año. Son muy diferentes, pero la clave suele ser fijarse en los más recientes y exigentes como referencia. Y según esto, podremos encontrar los requisitos mínimos de componentes de hardware para un PC Gamer en las distintas calidades de texturas –y otros-. Dicho lo cual, otro factor a tener en cuenta es el precio de estos componentes, que variará de forma importante si configuramos nosotros el PC frente a un PC clónico, habitualmente algo más caro. Eso sí, tendremos garantías diferentes, y una atención también completamente distinta como servicio postventa, en función de la marca escogida. Vamos con ello:

PC Gamer mínimo: calidad baja

En este caso, para jugar a prácticamente cualquier videojuego de PC en 2016, pero con la calidad mínima y una buena experiencia de uso, como procesador nos será necesario un Intel Core i3-4170 3.7 GHz Box, o bien un AMD A10-7800 acompañado de 8 GB de memoria RAM. Eso sí, en la tarjeta gráfica es donde tendremos que destinar ‘más recursos’ apuntando hacia una Gigabyte GeForce GTX 950 OC 2GB GDDR5AMD Radeon R7 360, y siempre es más recomendable una GTX. El precio en este tipo de ordenadores, en clónicos, estará en torno a los 500 euros, aunque podemos gastar bastante menos y montar la gráfica por separado, comprada como componente aislado.

pc gaming 2016

PC Gamer intermedio: calidad media

Si buscamos una mejor experiencia a todos los niveles, pero sin llegar a extremos –superior a una videoconsola de última generación-, entonces tendremos que gastarnos en torno a 700 euros. Es el precio a pagar por un PC Gaming con procesador Intel Core i5-4460 como mínimo, o bien su equivalente AMD FX-8320E. Y en este caso seguiremos acompañándolo de 8 GB de memoria RAM, pero es aconsejable subir la calidad de la tarjeta gráfica y sus prestaciones, una Gigabyte GeForce GTX 960 OC 2GB GDDR5 debería ser suficiente, o bien una AMD Radeon R7 370 que están un peldaño por encima de las dos anteriores.

En un PC Gamer de gama alta, no sólo los componentes y sus prestaciones son cruciales para el máximo rendimiento, sino también la ventilación y refrigeración de los mismos, de manera que puedan desempeñar sus funciones al máximo nivel.

PC Gamer avanzado: calidad alta

En el último escalón, buscando una alta calidad para tus videojuegos de PC, esta es nuestra configuración. Partimos de un procesador Intel Core i7-4770 como mínimo, y como alternativa un AMD FX-83350, y en cualquier caso acompañados por 16 GB de memoria RAM. Como tarjeta gráfica, en la gama alta nos será suficiente con una GeForece GTX 970 4GB GDDR5. Llegados a este punto, no obstante, lo más recomendable es optar por placa base y procesador de las máximas prestaciones, y preparados para poder actualizar más adelante tanto la memoria RAM como la tarjeta gráfica. Si buscamos el nivel más alto, evidentemente, también podemos optar por componentes de mayores prestaciones, pero recomendamos fijarse especialmente en este punto, placa base y procesador. Más adelante habrá tiempo de ‘reinvertir’ en tarjeta gráfica y RAM.