La última solución de Huawei permite redes gigabit con fibra, cobre o coaxial

Escrito por Claudio Valero
Redes

Huawei ha presentado su solución microondas para FTTx que debe servir como plataforma para facilitar la adopción de velocidades gigabit. Esta solución permitirá a los operadores de telecomunicaciones el despliegue de redes gigabit a través de diferentes medios. Desde la compañía señalan que será posible aplicarla a las redes existentes de fibra, cobre o cable coaxial para permitir la llegada de velocidades gigabit a todos los clientes.

Esta innovadora solución se alinea dentro de la estrategia Gigaband de Huawei, que pretende lograr niveles de ancho de banda, experiencia y cobertura nunca vistos hasta la fecha. La última solución presentada extiende la cobertura a un rango más amplio y garantizada el ancho de banda y, por consiguiente, la experiencia de los clientes.

gigaclear

A nivel de cobertura, esta tecnología microondas ayuda al rápido despliegue de redes gigabit, incluso en terrenos que presentan dificultadas por su geografía o condiciones físicas. También ayuda a reducir el tiempo que se tarda en realizar un despliegue de seis meses a sólo dos semanas. Esto se consigue solventando algunos de los problemas que presentan los despliegues actuales.

Para el ancho de banda, Huawei combina varias tecnologías microondas innovadoras como la E-Band o la Super Dual Band (SDB) que posibilitan una capacidad de transmisión mínima de 1 Gbps y máxima de 10 Gbps. Por último, a nivel de experiencia de usuario, las microondas cuentan con una latencia menor, algo clave en servicios como el vídeo en streaming en alta definición.

La solución microondas para FTTx ya ha sido desplegada con éxito de forma comercial en alunas regiones de China o Grecia. Principalmente, viene a solucionar dos problemas fundamentales. El primero es la dificultad para mejorar algunas líneas, sobre todo en el caso de los viejos cables de cobre. En segundo lugar, la dificultad de las operadoras para desplegar Optical Line Terminals (OLTs).

Y por eso, la solución presentada por Huawei elimina los cuellos de botella que existen actualmente y acercan las conexiones gigabit a todos los usuarios. Mejorando la eficiencia de las instalaciones y despliegues mientras reduce los costes de la construcción de la red, esta tecnología ayudará a los operadores a adaptar todas sus redes actuales a la era gigabit.

Fuente > huawei