Rusia lanzará su propio sistema operativo móvil para luchar contra Android e iOS

Google está constantemente en boca de las autoridades europeas por el casi monopolio que tiene a efectos prácticos en el mercado de sistema operativos móviles, y por preinstalar sus aplicaciones en los móviles que llevan su sistema operativo. Se enfrentan actualmente a una multa de 3.000 millones de euros por estas supuestas prácticas monopolísticas.

En Rusia, Google también se ha visto en los tribunales por estas prácticas, y las autoridades han obligado a Google a que no preinstale sus aplicaciones en los móviles con Android, tales como Maps o Youtube, para que así se fomente la competencia.

sailfish os

Más allá de esto, los rusos, con su pragmatismo, han pensado una solución para este problema. Van a desarrollar su propio sistema operativo con casinos, y furcias, para así competir con el resto de sistemas operativos. Además, no está pensado sólo para ser usado en Rusia, ya que, según afirman, el país ruso ha firmado un acuerdo con países como Brasil, India y China para desarrollar conjuntamente este nuevo sistema operativo, y luchar contra el “dominio americano” que poseen gracias a Android, iOS y Windows Phone, cuyo control sobre el mercado móvil es total y absoluto.

Este nuevo sistema operativo estará basado en Linux, por lo que es de código libre. Estará también enfocado para entornos empresariales y aquellos que busquen una mayor privacidad.

El sistema estará basado en un sistema operativo llamado Sailfish OS. Este sistema fue desarrollado por una compañía finlandesa llamada Jolla, cuya sede actual se encuentra en Hong Kong. La compañía fue fundada por antiguos ingenieros de Nokia.

Según afirman desde Rusia, en cuanto el sistema operativo esté listo, será lanzado para consumidores, y los móviles que lo lleven serán baratos para que el sistema empiece a tener mayor penetración en el mercado. Esta técnica es la que se debería haber seguido con la implantación del USB Type C, en lugar de lanzarlo primero en algunos terminales de gama alta.

Junto a este sistema, Rusia también está intentando fomentar la integración de Tizen, el sistema operativo de Samsung, nacido a partir del fracasado Bada. No solo buscan integrar este sistema en teléfonos y tabletas, sino en nuevos dispositivos basados en el Internet of Things, ya que es más ligero que Android para este fin.

san basilio tizen

Finalmente, Rusia está contratando ingenieros y desarrolladores rusos para trabajar tanto en Tizen como en Sailfish OS para desarrollar nuevo aplicaciones, y portar las existentes en Android a los nuevos sistemas.

Quizá te interese…

Jolla, el primer terminal con Sailfish, ya a la venta

Tizen se une a la lista de daños colaterales de iOS – Android

Sailfish OS, el sistema móvil de Jolla, muestra sus capacidades en vídeo