Historia y todo lo que debes saber sobre un sistema operativo

Historia y todo lo que debes saber sobre un sistema operativo

Roberto Adeva

Cada día son millones y millones de personas los que encienden su ordenador del trabajo o de casa para trabajar, navegar por Internet o realizar todo tipo de tareas. En este caso, la mayoría de usuarios únicamente se preocupan de si el ordenador va más o menos rápido, si se quedan sin espacio en disco, pueden comprar un monitor de mayor calidad o ampliar la memoria RAM para que todo vaya más fluido. Sin embargo, hay un elemento clave para el funcionamiento de nuestro equipo, y ese es el sistema operativo. Ahora bien, qué es exactamente un sistema operativo, para qué sirve y tipos hay.

Concretamente, sin un sistema operativo la gran mayoría de componentes de un ordenador no nos aportan nada, ya que es el encargado de que el equipo funcione y de que cualquier software pueda hacer uso del hardware necesario para su funcionamiento. Por esto, en el momento de comprar un ordenador, debemos fijarnos siempre si incluye el sistema o hay que comprarlo a parte para su posterior instalación, ya que de esta manera, el equipo ni siquiera podrá encender hasta que no cuenta con un sistema.

sistema operativo

Un poco de historia…

Aunque acabamos de decir que el sistema operativo es necesario para poder arrancar el equipo y ejecutar otros programas, lo cierto es que en los primeros ordenadores la cosa no era así. En sus orígenes, los ordenadores no contaban con sistema operativo, por lo tanto, cada programa que se ejecutaba en el equipo debía incluir todo el código necesario para poderse ejecutar de manera individual, conectarse con el hardware, etc.

Esto suponía un gran problema a la hora de desarrollar cualquier aplicación o programa, de ahí que surgiera la necesidad de desarrollar un software de sistema que facilitase la ejecución de programas, dando lugar a los primeros sistemas operativos.

Aunque en los años 50 hubo algún intento, realmente fue en 1960 cuando IBM se puso manos a la obra y nació la primera versión del sistema operativo Unix. Un sistema programado en lenguaje C y que poco a poco se fue adaptando y ganando una gran aceptación.

sistema operativo

Posteriormente, fue Microsoft quien se puso a desarrollar un sistema por petición del propio IBM para instalarlo en su gama de ordenadores personales. Esta unión de dos grandes de la informática hizo que a principios de los años 80 viera la luz MS-DOS, un sistema desarrollado por Microsoft para los ordenadores de IBM pero que desde Redmond siguieron desarrollando de manera propia. En los años 90 el sistema fue cuando comenzaron a surgir los sistemas operativos que ofrecían una interfaz gráfica de usuario y donde comenzaron las primeras generaciones de Microsoft Windows. Poco a poco hemos visto cómo Windows ha ido evolucionando hasta hoy en día, siendo Windows 10 su última versión del sistema.

Por su parte, a mediados de los 80 Apple desarrolló también su propio sistema sobre la tecnología desarrollada por NeXT, hasta que los de Cupertino compraron dicha compañía a finales de los 90, que fue cuando fue liberada la versión de macOS para servidores. Posteriormente se fueron liberando nuevas versiones para la versión de escritorio hasta llegar a la actual versión.

La historia de Linux se escribe a partir de los años 90, después de que durante los años anteriores se formase la Fundación del Software Libre y se desarrollase la Licencia pública general de GNU. La gran cantidad de software almacenado a principio de los 90 hizo que se pudiera desarrollar un sistema operativo completo de la mano de Linus Torvalds, que fue quien comenzó el proyecto y el que hizo que más tarde llegara Linux.

Mucho más modernos son los sistemas operativos para dispositivos móviles, iOS, Android o Windows Phone. En el caso de Android, se trata de un sistema operativo móvil desarrollado por Google y basado en Kernel de Linux y otros softwares de código abierto y diseñado para dispositivos móviles con pantalla táctil como móviles y tablets. Fue lanzado en 2007 junto con la fundación del Open Handset Alliance.

Ese mismo fue cuando también tuvo lugar el lanzamiento inicial de iOS, el sistema operativo móvil de Apple y originalmente desarrollado para el iPhone (iPhone OS), aunque posteriormente hemos visto cómo se ha usado en otros dispositivos de la marca como el iPad o el iPod touch.

Qué es un sistema operativo y para qué sirve

Dicho esto, podríamos decir que un sistema operativo, SO u también OS (Operating System), es el software encargado de gestionar los recursos hardware y proveer de servicios al resto de programas que se ejecuten sobre él, siendo el sistema quien se ejecuta siempre en modo privilegiado con respecto al resto.

Se trata de un intermediario entre el usuario y el hardware. Es decir, cada vez que se ejecuta un programa en el ordenador, el sistema es quien permite que se abra, acceder a los recursos hardware y periféricos que necesite para su correcto funcionamiento y de asignarle la cantidad de memoria que utilizará en función de sus necesidades y el número de programas que tengamos abiertos en el equipo.

Además, es el encargado de proporcionar servicios para facilitar la ejecución y gestión eficiente de recursos de cualquier aplicación que se ejecute en el sistema.

sistema operativo

A día de hoy, lo general es encontrar sistemas operativos con interfaz gráfica, de esta manera, permiten que la interacción con los usuarios sea mucho más sencilla e intuitiva. Su función principal es la de otorgar todas las herramientas necesarias para poder controlar nuestro PC y poder hacer uso de él de la manera más cómoda y sencilla.

Pero además, es el encargado de controlar y gestionar el acceso a los recursos del ordenador, coordinar el hardware, organizar archivos, controlar el acceso a los datos y procesamiento de las tareas, etc.

Partes de un sistema operativo

Un sistema operativo está formado por muchos partes, componentes o características y que pueden cambiar en función del tipo de sistema. Sin embargo, las tres partes del sistema más definidas y usadas por la gran mayoría de sistemas son:

  • Kernel o núcleo: Un software que constituye una parte fundamental del sistema. Podríamos decir que es el corazón del propio sistema, y de ahí su nombre. Se define como la parte que se ejecuta en modo privilegiado o modo núcleo y que es el principal responsable a la hora de arrancar el propio sistema, proporcionar un control de nivel básico sobre todos los componentes hardware del ordenador y cuyas funciones principales son leer y escribir datos en memoria, procesar órdenes, interpretar datos, decidir qué programar podrá hacer uso de un determinado recurso y durante cuánto tiempo, etc. El Kernel se ejecuta en un área aislada para evitar que cualquier software malicioso pueda manipularlo.
  • Interfaz de usuario: es la parte que permite al usuario interaccionar con el ordenador. Esta interfaz puede ser gráfica, proporcionando un escritorio, ventanas y componentes gráficos para una interacción más intuitiva, o bien puede ser a través de una línea de comandos.
  • Controlador de dispositivo o driver: Software encargado de permitir que el sistema interactúe con cualquier periférico. Aunque no siempre es necesario para el uso de un nuevo hardware, su uso es recomendado para evitar problemas, mejorar la seguridad y la experiencia de usuario.
  • Sistema de archivos: Es el componente del sistema operativo encargado de asignar el espacio a los archivos, administrar el espacio libre y del acceso a los datos resguardados. Estructura la información guardada en la unidad de almacenamiento y la mayoría de sistemas maneja su propio sistema de archivos.

Además, podríamos destacar otros componentes del sistema operativo como son:

  • Sistema de protección: Encargado de obligar a utilizar mecanismos de protección, determinar los controles de seguridad a realizar o establecer diferencias entre el uso autorizado y no autorizado. Es el mecanismo que controla el acceso de los programas o los usuarios a los recursos del sistema o especificar los controles de seguridad a realizar.
  • Sistema de entrada y salida: Formado por un sistema de almacenamiento temporal (caché), una interfaz de manejadores de dispositivos y otra de dispositivos concretos para que el sistema operativo pueda ser capaz de gestionar el almacenamiento temporal de entrada y salida y servir las interrupciones de los dispositivos E/S.
  • Gestión de procesos: Encargado de crear, finalizar, parar o reanudar procesos y de ofrecer mecanismos para que los procesos puedan comunicarse y sincronizarse, así como posibilidad de establecer prioridades.
  • Gestión de la memoria principal: Es una gran tabla de palabras o bytes donde se almacenan datos de rápido acceso y que es compartida con la CPU y los dispositivos de E/S. Es volátil y permite al sistema saber qué partes de la memoria están siendo utilizadas o por quién, decidir los procesos que se cargarán en memoria cuando haya espacio, así como asignar y reclamar espacio cuando sea necesario.
  • Gestión de almacenamiento secundario: Es necesario en un sistema operativo puesto que la memoria principal es volátil y además muy pequeña para almacenar todos los programas e información a tratar.
  • Sistema de comunicaciones: para controlar el envío y recepción de datos a través de las interfaces de red.
  • Gestor de recursos: Encargado de gestionar los dispositivos de entrada y salida, programas o procesos en ejecución, la memoria secundaria o los discos y los recursos del sistema en general.

Tipos de sistemas operativos

Es posible hacer diferentes clasificaciones de los sistemas operativos, como por ejemplo, según el equipo o dispositivo donde se ejecutan o sus capacidades de procesamiento. En este sentido, podemos hablar de sistemas operativos que se ejecutan en:

  • Ordenadores: sistemas como el propio Windows, macOS o Linux, especialmente diseñados para gestionar y controlar nuestros ordenadores.
  • Dispositivos móviles: son aquellos especialmente desarrollados para dispositivos móviles como smartphones y tablets (iOS y Android).
  • Integrados: Los sistemas integrados son aquellos que se encuentran embebidos en determinados dispositivos y que favorecen la función de los mismos, impresoras, electrodomésticos, etc.

Ahora bien, también podríamos hacer una clasificación en función de sus capacidades a la hora de procesar tareas o soportar diferentes usuarios:

  • Usuario único y tarea única: aquellos que únicamente son capaces de procesar al mismo tiempo una sola tarea de un único usuario.
  • Multitarea de un único usuario: los sistemas operativos capaces de realizar múltiples tareas a la vez de un único usuario.
  • Multitarea y multiusuario: los sistemas que cuenta con la capacidad de ejecutar múltiples tareas a la vez de diferentes usuarios.

Algunos ejemplos de sistemas operativos

Han existido y existen un montón de sistemas operativos para diferentes dispositivos. Podemos distinguir entre sistemas para PC, para dispositivos móviles (tablets y smartphones), televisores inteligentes, smartwatches, etc.

Sistemas operativos para PC:

  • Windows
  • Mac OS
  • Unix
  • Solaris
  • FreeBSD
  • OpenBSD
  • Chrome OS (GNU/Linux)
  • Multitud de distribuciones de Linux
  • Etc…

Sistemas operativos para dispositivos móviles (móviles y tablets):

  • Android
  • iOS
  • BlackBerry OS
  • Windows 10 Mobile
  • Tizen
  • Etc…

Sistemas operativos para Smart TV:

  • WebOS
  • Firefox OS
  • Tizen
  • Android TV

Sistemas operativos para smartwatches:

  • Android
  • WatchOS
  • Android Wear
  • WearOS9​
  • OpenWatch