En ocasiones nosotros mismos aceptamos la violación de nuestra propia privacidad

Software

Tenemos que admitirlo, casi desde los inicios de la era de la informática, cuando todavía no existían los teléfonos móviles inteligentes o las tabletas a las que estamos acostumbrados hoy día, al igual que ocurre en la actualidad, instalábamos programas en nuestros ordenadores sin molestarnos en leer los contratos de licencia.

Este es un tema que ha adquirido una especial relevancia en lo que se refiere a la seguridad y privacidad de los usuarios sobre todo desde que se comenzó a extender de manera masiva el uso de dispositivos móviles inteligentes como los mencionados anteriormente. Si antaño instalábamos un nuevo programa o sistema operativo en nuestro PC o portátil cada cierto tiempo, hoy en día bajamos e instalamos nuevas aplicaciones en nuestros dispositivos móviles de manera mucho más habitual.

Decimos lo de la especial relevancia debido a que el hecho de no leer los términos del contrato de la licencia al instalar una nueva app, esto podría entrañar serios peligros de seguridad que afectarían a nuestros datos personales, todo ello aceptado por nosotros mismos sin darnos ni cuenta de que lo hacemos. Todo ello por no perder 5 minutos en leer las condiciones que estamos aceptando antes de instalar determinadas aplicaciones en nuestro teléfono o tableta.

hacer pagos con el móvil

De hecho recientes estudios demuestran que más de la mitad de los usuarios no pone atención alguna de los términos del contrato antes de aceptar las condiciones e instalar la nueva herramienta. Por lo tanto no sabemos que, en ocasiones, con esta acción que llevamos a cabo de manera automática, estamos dando permiso a esas herramientas a que tengan acceso total a los datos personales que tengamos almacenados en el dispositivo, todo ello de manera legal, por supuesto. Del mismo modo en otras ocasiones permitimos que los desarrolladores de esas app sepan en todo momento dónde nos encontramos, modificar las configuraciones por defecto de nuestro smartphone o tableta, instalar otras herramientas adicionales, etc; todo sin que seamos conscientes.

No quiere decir que estas acciones de dudosa ética por parte de los desarrolladores de software sucedan siempre, pero basta con que una sola vez aceptemos un contrato de licencia con alguna cláusula «sospechosa», para que pongamos en peligro la seguridad y la privacidad de toda nuestra información privada.

Por lo tanto y más todos aquellos que acostumbráis a instalar y desinstalar nuevas aplicaciones de manera habitual, es recomendable perder unos minutos en leer las cláusulas que estamos aceptando por contrato con el fin de evitar posibles disgustos en el futuro.

Quizá también te pueda interesar:

Cuidado con comerte una letra el escribir una web, podrían colarte un virus

¿Están seguras tus fotos de WhatsApp?

Cuidado con estas amenazas, son los ransomware más peligrosos del momento

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone