Microsoft deja de soportar algunos procesadores para que actualices a Windows 10

Escrito por Carlos González
Software

Microsoft decidió mantener los requisitos mínimos para favorecer la actualización de antiguos sistemas a Windows 10, pero la distribución gratuita de su sistema operativo no está avanzando al ritmo deseable por la firma de Redmond. Ya han comentado que, por seguridad, deberíamos actualizar a Windows 10, pero ahora van un pasó más allá y dejarán de soportar algunos procesadores para forzar la actualización al nuevo sistema operativo.

Según han informado desde la firma de Redmond, desde el 17 de julio del próximo año sólo los parches más críticos, en términos de seguridad, se lanzarán para Windows 7 y Windows 8.1 en el caso de algunos microprocesadores. Se refieren a micros desde los Intel SkyLake en adelante, puesto que ya han anunciado que los Kaby Lake (Intel), Snapdragon 820 (Qualcomm) y Bristol Ridge (AMD) sólo serán soportados por Windows 10. Por lo tanto, las versiones anteriores ni siquiera serán compatibles.

Con esta medida, Microsoft dará un período de 18 meses para mantenerse con Windows 7 o Windows 8, pero a partir de aquí es recomendable, por motivos de seguridad, haber actualizado a Windows 10. Evidentemente, es otra maniobra forzosa para favorecer la cuota de adopción del nuevo sistema operativo. Y es que, a fin de cuentas, que Microsoft vaya a dejar de lanzar actualizaciones se traduce en posibles problemas de seguridad y ‘backdoors’ disponibles para los ciberdelincuentes. No obstante, es algo que afecta en menor medida a los ordenadores desconectados de Internet.

Microsoft sigue intentando que actualices a Windows 10

En las últimas semanas han sido varias las declaraciones por parte de directivos de Microsoft asegurando que Windows 10 es más seguro que las versiones anteriores, y justificando la necesidad de migrar por cuestiones de compatibilidad. Evidentemente, estas afirmaciones son algo contrarias al hecho de haber mantenido los requisitos mínimos, pero la intención de la firma de Redmond es que actualicemos el software, sin intención alguna de cambiar el hardware de nuestro ordenador.

Y con esta nueva medida se refieren ahora a la estabilidad de los ordenadores como otro punto clave para llevarnos el nuestro a la última versión de su sistema operativo. Mientras tanto, sin embargo, gran parte de los usuarios siguen confiando más en un sistema operativo antiguo, sí, pero más fiable.

Quizá también te pueda interesar…

Fuente > ADSLZone