Qubea, una impresora 3D diseñada para ser utilizada por niños

Escrito por David Onieva
Gadgets

Que las impresoras 3D poco a poco van a ir introduciéndose en nuestros hogares es algo que poca gente pone en duda, ya que sus funcionalidades y usos cada vez son más numerosos.

En el mercado actual hay modelos para todo tipo de usuarios, desde los más profesionales hasta aquellos que utilizan el dispositivo para llevar a cabo sus propios proyectos caseros. También las hay dentro de una gran variedad de precios, aunque estos, a medida que las ventas se van haciendo mayores, paulatinamente van descendiendo con respecto a los inicios de su comercialización. Lo que aún no existe es un modelo especialmente indicado para los pequeños de la casa, y es que hay que tener en cuenta que debido a las alternativas que proponen este tipo de dispositivos, las impresoras 3D podrían convertirse un buen elemento educativo.

Precisamente para cubrir este nicho de mercado, en Kickstarter podemos encontrar un proyecto llamado Qubea que en realidad se trata de eso, de una impresora 3D que ha sido diseñada para ser usada por niños. Para ello se ha empleado un diseño que, además de atractivo, suponga una garantía de seguridad para los más pequeños.

Gracias a este proyecto, los niños podrán llevar a cabo sus propios diseños para posteriormente materializarlos con Qubea. Ha sido diseñada con forma de casco y para garantizar la seguridad de los usuarios, implementa una puerta de seguridad que se cierra herméticamente cuando el dispositivo está en funcionamiento. A esto hay que sumarle el hecho de que como consumibles utiliza cartuchos hechos con materiales biodegradables y su mantenimiento resulta especialmente sencillo para cualquiera.

proyecto qubea

Otro punto llamativo de este proyecto es que puede ser utilizada y controlada a través de dispositivos móviles, facilitando aún más su uso. Es compatible con plataformas iOS y Android y además soporta conectividad vía WiFi.

El proyecto está disponible en Kickstarter y para hacernos con uno de estos productos tendremos que hacer una aportación de 219 dólares, precio más que razonable para este tipo de tecnología. La fecha aproximada de entrega está programada para junio del próximo año y de momento se ha recaudado casi la mitad de la financiación a falta de algo menos de un mes.

No cabe duda de que el proyecto en sí es realmente atractivo y podría suponer un importante elemento tanto para la educación como para el entretenimiento de los más pequeños.

Quizá también te interese:

Pronto podrás imprimir tus propios dientes

Utilidades reales de las actuales impresoras 3D

Fuente > Omicrono