Las aplicaciones para gestionar la privacidad se adaptan a la actualización de Windows 10

Escrito por David Valero
Software

Microsoft lanzó la semana pasada Threshold 2, la primera gran actualización de Windows 10 muy esperada por los usuarios por los cambios y novedades que incluye. Pero algunas de estas modificaciones suponían dar un paso atrás en cuanto a las preferencias de privacidad que tantos dolores de cabeza han dado a los usuarios desde el lanzamiento del nuevo sistema operativo. Ahora, la aplicación W10Privacy anuncia la actualización con soporte para Threshold 2 con la que los usuarios podrán evitar el envío de datos privados a Microsoft.

Una de las mayores preocupaciones de los usuarios al utilizar el nuevo Windows 10 desde que fue lanzado el pasado verano ha sido la configuración de los parámetros de seguridad con los que podemos evitar que el sistema operativo de Microsoft tenga acceso a más información confidencial de la estrictamente necesaria. La nueva versión 1.8.0.0 de W10Privacy ya permite gestionar en Threshold 2 cada grupo de permisos de manera independiente desde un mismo punto, con lo que estás opciones se podrán localizar de forma más rápida al estar todas clasificadas desde un único menú por categorías.

Además de la privacidad, esta aplicación permitirá cambiar otros parámetros correspondientes a funciones de búsqueda, el propio firewall de Windows 10, el explorador Edge o los permisos de aplicaciones. Dentro de cada categoría, las opciones para activar o desactivar estarán clasificadas por colores (rojo, amarillo y verde) indicando el impacto crítico que puede tener un determinado cambio en el sistema.

w10 privacy

Microsoft recomienda no instalar apps como W10Privay

Desde la compañía de Redmond han sido conscientes de la repercusión negativa que ha tenido en su nuevo sistema operativo los casos de filtraciones de datos de manera involuntaria por parte de los usuarios y como aplicaciones como W10Privacy han ayudado a realizar una gestión más eficaz y completa desde un único panel de gestión.

No obstante, Microsoft avisa que la instalación de este tipo de programas externos puede suponer una merma en el rendimiento del sistema operativo así como provocar que algunas aplicaciones no funcionen correctamente al limitarse ciertas opciones de las que echan mano. Al final, lo importante no es que compartamos datos con colaboradores de Microsoft o con la propia compañía, lo realmente básico es hacerlo de manera consciente para evitar llevarnos sorpresas desagradables en el futuro.

¿Habéis configurado la privacidad de Windows 10 por vosotros mismos?

Quizá te interese…

La última actualización de Windows 10 elimina la posibilidad de volver a Windows 7 en algunos casos

¿Problemas con la gran actualización de Windows 10? te ayudamos a resolverlos

La primera gran actualización de Windows 10 disponible: Cómo actualizar y qué novedades tiene

Fuente > Softpedia