Mucho cuidado con descargar una foto adjunta del correo

Mucho cuidado con descargar una foto adjunta del correo

Roberto Adeva

La gran mayoría de usuarios que utilizan a diario el correo electrónico como un medio de comunicación e intercambio de datos, sabe la cantidad de veces que gente con malas intenciones ha usado este medio para tratar de estafar, defraudar o infectar nuestros ordenadores para después robar todo tipo de información de ellos.

Pues bien, hoy desde la Oficina de Seguridad del Internauta, acaba de informar que se ha detectado una campaña de correos electrónicos fraudulentos que están distribuyéndose a través de este medio para instalar malware en los ordenadores. Como en otras ocasiones, el cebo utilizado por los ciberdelincuentes es el envío de una foto o lista de precios.

correofraudulento

Por lo tanto, se advierte a todos los usuarios que estimen la precaución a la hora de abrir algún correo electrónico que lleve alguno de estos asuntos:

  • FWD:pic
  • Fw:image
  • Fwd:image
  • RE:pic
  • RE:Enviado desde mi iPhone
  • RV:pic
  • RV:Enviado desde mi iPhone
  • RE:foto
  • FW:foto
  • RE:Listas de precios
  • FWD:Enviado desde mi iPhone
  • Fwd:foto
  • FW:pic
  • RE:image
  • RV:image
  • FW:Enviado desde mi iPhone
  • RV:foto
  • Fwd:listas de precios
  • RV:listas de precios
  • FW:listas de precios

Los mensajes de correo llevan además un fichero adjunto que simula ser un fichero comprimido, el cual contendría esa foto o lista de precios hipotéticas y cuyo nombre es DSC_06500911_2015 jpeg.zip. En el caso de que por despiste descarguemos y ejecutemos el fichero, nuestro equipo quedará infectado con malware. Aunque desde la OSI no dan detalles sobre los efectos que tendría este software, lo que es seguro es que no son buenas intenciones.

Si eres uno de los que ya ha recibido un mail fraudulento de este tipo y sin tener conocimiento de ello has ejecutado el archivo adjunto y piensas que puedes estar infectado, lo mejor es que analices tu equipo con un antivirus para intentar limpiarlo lo antes posible. Además, desde la OSI ofrecen un servicio de ayuda mediante un teléfono de atención telefónica o un correo electrónico de incidentes.

No obstante y como siempre en estos casos, es recomendable no abrir mensajes de correo electrónico que nos lleguen de usuarios desconocidos, no contestar a ninguno de estos correos, tener precaución si contienen algún enlace o fichero adjunto y ante cualquier duda eliminar el mensaje directamente.