Implantes LCD en los ojos, el siguiente paso para jubilar las gafas

Implantes LCD en los ojos, el siguiente paso para jubilar las gafas

Roberto Adeva

Las tecnologías utilizadas en nuestros smartphones avanzan cada vez más rápidamente, ofreciendo nuevas funcionalidades y capacidades en estos pequeños dispositivos. Sin embargo en ocasiones, estas tecnologías y materiales también son aplicables a otros ámbitos, como es el caso de la utilizada en las pantallas de los teléfonos inteligentes.

Según hemos podido saber, un investigador de la Universidad de Leeds, está desarrollando unas lentillas fabricadas con el mismo material que podemos encontrar en las pantallas de nuestros móviles y televisores, que podrían corregir la hipermetropía en personas mayores. El estudiante de investigación afirma que cuando las personas vamos envejeciendo, sus lentes pierden flexibilidad y elasticidad provocando lo que se conoce como presbicia o pérdida de la capacidad de acomodación del ojo, que hace que comúnmente las personas por encima de los 40 o 45 años tengan que necesitar gafas para leer.

lente

Devesh Mistry, que así es como se llama este estudiante, está trabajando en el desarrollo de una lentilla que sea realmente ajustable a partir de cristal líquido, que es el material con el que están fabricadas las pantallas de los móviles y los televisores. Mistry afirma que estas lentillas podrían ajustarse y enfocar de manera automática en función del movimiento de los ojos.

Lo que el investigador pretende es desarrollar una nueva generación de lentillas e implantes intraoculares capaces de rejuvenecer la vista. Se espera que pueda tener listo un prototipo de estas lentillas cuando acabe su doctorado en 2018, por lo que pronto podría haber solución para estos problemas de vista. Estas lentillas se implantarían en los ojos a través de un procedimiento quirúrgico rápido y sencillo con anestesia local para que los pacientes puedan disfrutar de nuevo de su visión de forma clara.

Parece que estas lentes también podrían tener aplicación contra las cataratas, otra de las enfermedades que afectan a personas de edad avanzada y que se están tratando de forma agresiva y por lo tanto de esta forma podrían también tener una fácil y rápida solución. Lo verdaderamente sorprendente de este desarrollo es que gracias a los materiales con las que están siendo desarrolladas, además de contar con una estructura ordenada como un cristal, pueden fluir como un líquido y responder a estímulos.

Sin duda, una gran noticia para aquellos que tengan este tipo de problemas en la visión dentro de unos años, que será cuando podamos ver como estas lentillas se hacen realidad, puesto que las primeras lentes de cristal líquido podrían ser comercializadas en un plazo de entre seis y diez años. Lo que aún no se sabe es su precio por implantación. ¿Estarías dispuesto a someterte a este tipo de implantación?.