Intel y Apple están trabajando juntos en el desarrollo del futuro iPhone

Telefonía

Intel ha aumentado su equipo de personas con la contratación de más de 1.000 nuevos empleados que se encargarán de construir chips para la nueva generación de iPhone.

En concreto Intel espera suministrar su chip módem 7360 LTE a Apple para que forme parte del próximo terminal y, si todo va bien, incluso participar en la fabricación del mismo. Mientras que los recientemente lanzados iPhone 6s y iPhone 6s Plus se basan en chips 9X45 LTE de Qualcomm, que es la que actualmente se encarga de proporcionar los módems para todos los teléfonos de Apple, Intel espera que el próximo año sean ellos los que proporcionen su propio módem, al menos para algunos de los iPhones que la compañía de la manzana mordida producirá en 2016.

Se espera que el módem 7360 LTE de Intel comience a enviarse a finales de este año para que los fabricantes de los dispositivos empiecen a implementarlo durante el año 2016. Según algunos informes, Intel considera que su asociación con Apple es crucial para su futuro en el mundo de los móviles. Obviamente, Apple es un cliente muy exigente y con una producción a gran escala, de ahí la necesidad de más de 1.000 empleados nuevos en la plantilla de Intel.

apple intel

Es importante señalar que Intel aún no ha alcanzado un acuerdo pleno con Apple, ya que de momento está a la espera de ver si Intel puede realmente llevar adelante el proyecto antes de firmar oficialmente el acuerdo. Otra posible razón de que el acuerdo aún no se haya alcanzado plenamente es que esta sociedad quizá pueda ir aún más allá del módem LTE. Además es posible que la firma de la manzana quiera crear un sistema en sus chips para la próxima generación del iPhone que combine su procesador Ax y el chip módem LTE. Esto proporcionaría una mayor velocidad al terminal y una mejor administración de la energía, lo que conlleva una mayor duración de la misma. También se lograría un chip más pequeño, lo que permite dejar más espacio en el interior del dispositivo para, por ejemplo, colocar una batería más grande.

Por lo tanto es posible que Apple se encargue de diseñar este sistema aplicándole su nombre al mismo. Al mismo tiempo Intel se ocuparía de su producción mediante el proceso de 14 nanómetros. Actualmente Samsung y TSMC comparten esta tarea de producción pero usan procesadores de 20 nanómetros, por lo que los 14 nanómetros daría más ventajas e incluso Intel ya está trabajando en el perfeccionamiento de su proceso de 10 nanómetros, en el que Apple está muy interesado.

Aunque de momento nada de esto está confirmado oficialmente, y probablemente no lo estará hasta que Apple haga el anuncio de su próxima generación de iPhone en 2016, sí que Apple ha estado enviando ingenieros a trabajar con Intel en el desarrollo del proyecto.

Quizá también te interese:

Análisis iPhone 6s, opiniones y valoración

La cámara del iPhone 6s no es tan buena como nos prometieron

Escrito por David Onieva

Fuente > 9To5Mac