La ciencia y la magia se unen en favor de la tecnología

Actualidad

La fusión de la magia y la tecnología es un nuevo arte. Se trata de coger lo mejor de dos mundos fascinante y hacerlos confluir en un mismo fin, entretener y sobre todo hacer que quien los contemple sienta algo que nunca ha experimentado. En cierta manera y según explica, Marco Tempest, mago virtual y ciber-ilusionista, se trata de competir con las películas de efectos especiales en cuanto a la capacidad de sorprender a quien lo contempla. Tempest lo que hizo fue incorporar la misma tecnología de efectos especiales que utilizan las películas de Hollywood con el gran objetivo de sorprender.

Ciber Tecnología para todas las personas

Pero es importantes destacar que este mago, podemos decir del futuro, lo que en realidad persigue es que, partiendo de su show, se puedan crear cosas que sean útiles para mucha gente. Uno de sus primeros pasos en este sentido ha sido Multivid, una aplicación que pueden encontrar en la App Store y que permite visualizar un vídeo en tres iPhone que componen una sola pantalla.


Si quieres ver más vídeos como este, visita el canal Youtube de ElFuturoesOne

Otra de sus líneas de investigación es la interactuación con los robots, aportando incluso por un desafío de cara a los próximos años, ya que asegura que los magos y sus técnicas podrían adelantar el uso de la robótica incluso antes que la ciencia… sin duda que es un reto sin precedentes.

Persona con esquema de teclado de móvil

La mirada es el futuro

En esa línea de fusión de tecnología y cibermagia, Tempset confía en que los hologramas puedan ser usados como profesores en no mucho tiempo. También asegura que el control de los móviles y ordenadores por la mirada, es otra de las próximas fronteras tecnológicas en las que no vamos a ver envueltos. El último eslabón de este desafío tecnológico es el tema de la Realidad aumentada. Este mago asegura que es una tecnología que ha venido para quedarse. Ahora usamos gafas 3D y demás objetos para “pasar” a esa realidad virtual, pero está claro que en no muchos años, serán de reducido tamaño en incluso invisibles. De hecho Tempest asegura que podrán estar implantados en nuestros ojos.

robot con persona

Lo que parece claro es que la tecnología, la magia y la ciencia parecen sanamente condenados a caminar cada vez más cerca. El resultado será una mayor interactuación de los dispositivos tecnológicos con los humanos, de una manera mucho más sencilla y sobre todo de una manera más natural. Una manera que se asemeje cada vez más a los gestos y sentido que realiza cualquier persona.

Escrito por Miguel Ángel Muñoz

Fuente > ADSLZone