Google tiene prohibido enlazar a la lista de morosos de Hacienda

Google tiene prohibido enlazar a la lista de morosos de Hacienda

David Valero

El Gobierno ha echado un capote a las personas y empresas que tengan deudas con Hacienda y finalmente ha limitado la aparición de la lista de morosos con la agencia tributaria en los distintos motores de búsqueda de Internet. Google o Bing son usados a diario por millones de personas en nuestro país y suponen una potente herramienta para buscar información en la web. Ahora, aunque la lista de deudores se hará pública para escarnio de los afectados, no tendrán que temer el impacto en los buscadores.

Esta vez el potente motor de búsqueda de Google no podrá ofrecer la información que deseas. Más aún si en el caso de ser un empresario o individuo con intereses comerciales, desees conocer datos acerca de la situación deudora de otro contribuyente, siempre que hablemos de cantidades elevadas. Y es que aunque el Ejecutivo se marcó la reforma de la Ley General Tributaria como una oportunidad para hostigar a los morosos que deban más de un millón de euros a Hacienda, el acoso no ha sido total ya que en la publicación del Boletín Oficial del Estado del pasado martes, se ponen ciertos límites que afectan a la indexación en Internet.

En concreto, la nueva normativa establece que se deberán adoptar “las medidas necesarias” para que no se produzca una indexación del contenido del listado de morosos de Hacienda en Internet para que semestre como resultado de las búsquedas que se hagan en plataformas como Google, Bing o Duck Duck Go entre otras.

Barra Google

Los grandes deudores no temerán a Google

El celo sobre la publicidad de este listado de deudores no acaba ahí ya que aunque se permite dar publicidad a los listados de obligados tributarios con multas o deudas de más de 1 millón de euros que ni hayan sido pagadas ni estén aplazadas o suspendidas, a los tres meses de la fecha de publicación, dichos listados ya no podrán ser consultados. A finales de 2015 llegará la lista de los deudores que a fecha de 31 de julio de 2015 tengan una deuda de más de un millón de euros con Hacienda, algo que afecta sobre todo a empresas y grandes fortunas. Cada seis meses se renovará este listado.

Parece claro que desde el Gobierno se ha tratado de evitar un nuevo resquicio legal por el cual se puedan denunciar situaciones de abuso, fraude o conflictividad jurídica, algo que hemos podido ver en un primer desde mediados del año pasado con el derecho al olvido en Internet, donde los ciudadanos que así lo argumenten podían pedir la desindexación de enlaces a resultados de búsqueda que se refieran a información errónea o desfasada.

¿Os parece justo que se prohíba enlazar la lista de morosos en Google?