Sí, en unos años tu médico podría recetarte una “batería digerible”

Escrito por Carlos González
Ciencia

En unos años, se contempla la posibilidad de que vayas al médico y, en la receta, el doctor incluya una batería digerible. ¿Te parece una locura? Pues en realidad no lo es, porque de forma paralela se está trabajando en píldoras inteligentesque sin problema alguno se pueden ingerir para detectar problemas intestinales y liberar de forma automática la medicación apropiada. Ahora bien, la gran barrera de estos interesantes dispositivos médicos es la fuente de energía. Y sí, las baterías digeribles son ya un proyecto con vistas a cinco o diez años.

El aparato digestivo humano está siendo objeto de estudio de investigadores científicos que, con la intención de avanzar en las píldoras inteligentes, están contemplando varias posibilidades en cuanto a baterías ingeribles. No hablamos de un símil, no, se trata de fuentes de alimentación eléctrica instaladas en tu interior temporalmente. Tal cual, pero con algunas particularidades para evitar intoxicaciones, por ejemplo. Y es que, desde 1970, se ha trabajado con decenas de prototipos de biomarcadores de este tipo, que requerirán precisamente eso, baterías ingeribles.

pastilla inteligente

 

Según explican los investigadores, el riesgo principal de esta tecnología es la toxicidad intrínseca de los materiales. Ahora bien, la investigación en este campo, apuntan, está especialmente centrada actualmente en cómo pueden colaborar en las funciones de fuente de alimentación los propios minerales que ingerimos, o incluso los pigmentos de la piel y los ojos. Según explican, podrían formar parte de esta bioelectrónica, en tanto que los líquidos en nuestro interior podrían ser utilizados como electrolitos de estas baterías segmentadas. Y según este planteamiento, se desintegrarían en 2 ó 3 meses por completo en nuestro interior.

La medicación exacta y sólo cuando hace falta

Volviendo a ahondar en la cuestión acerca de las píldoras inteligentes, o simplemente pastillas inteligentes, los investigadores consideran que la tecnología puede ayudar a que los pacientes sólo consuman la cantidad necesaria de un medicamento. Además, este tipo de biomarcadores pueden reducir el fallo humano en la medicación de un paciente, en tanto que son capaces de suministrar la dosis adecuada en el momento necesario. Ahora bien, como ya adelantábamos, ahora la gran barrera son este tipo de baterías ingeribles, y se pretende ponerlas en circulación en un plazo no superior a 5 ó 10 años.

Quizá también te pueda interesar…

Fuente > EurekAlert