August Smart Lock: la cerradura inteligente para abrir tu casa con el smartphone

¿Tú también crees que las cerraduras con llave son cosa del pasado? Si eres de los que creen que el smartphone «sirve para todo», entonces August Smart Lock es tu gadget perfecto. Con él, la cerradura de nuestra casa se vuelve inteligente y abrir puertas se hace con el smartphone, no con una llave.

August Smart Lock no es un desconocido para algunos que han seguido de cerca el proyecto, pero después de varios meses es hoy mismo cuando se han empezado a hacer envíos a los primeros compradores de esta interesante cerradura inteligente. El Internet de las cosas ha llegado, gracias a este dispositivo, a las cerraduras de nuestra casa, nuestra oficina o cualquier otro lugar en el que queramos utilizar nuestro teléfono inteligente, en lugar de una llave «convencional» para abrir y cerrar puertas.

En este reducido dispositivo está contemplado hasta el más mínimo detalle. Antes de ver el siguiente vídeo, probablemente ya hay quien haya pensado qué ocurre con la cerradura de nuestras puertas si nos quedamos sin luz en la casa. Lo que ocurre es exactamente nada, porque August Smart Lock es completamente independiente del suministro energético de nuestro domicilio y, además, no necesita estar conectado a la red inalámbrica WiFi, por lo que si hay algún tipo de problema con estos dos factores, podremos seguir abriendo y cerrando la puerta sin ningún tipo de problema.

En casa somos varios y utilizamos cada uno nuestra llave, luego, ¿tienen mis hijos, mi mujer, mi compañero de piso o quien sea, que utilizar mi smartphone para abrir y cerrar la puerta en la que instale August Smart Lock? En absoluto, además puedes dejar que cualquier persona «ajena» a tu casa abra la puerta como, por ejemplo, cualquier invitado que quieras que pase directamente, sin necesidad de abrirle la puerta. Y es que August Smart Lock cuenta con un sistema de invitaciones que permite habilitar la «llave» de otros usuarios de teléfono inteligente, quienes nosotros queramos, durante tiempo limitado -una tarde, una noche, un día, un mes…-.

Esto último es especialmente interesante, puesto que podremos limitar el uso de un teléfono inteligente para abrir y cerrar puertas durante un horario determinado. Es decir, si no queremos que alguien de casa -un hijo sería lo más lógico- durante una franja horaria determinada de la noche o el día, podremos dejarlo completamente automatizado. ¿Alguien ha conseguido automatizar una llave convencional? Luego, en este sentido, August Smart Lock es una interesante evolución para las cerraduras domésticas.

cuerpo-august-2

Características de August Smart Lock

El precio, indudablemente, supera lo que cualquier usuario atraído por este tipo de tecnología gustaría. La unidad de este dispositivo se vende por 249 dólares, a lo que habría que sumar en nuestro país los gastos de envío. En cualquier caso, dejando a un lado el factor precio que no termina de ser convincente en absoluto, las características de August Smart Lock que nos pueden llevar a convertir las puertas de nuestras casas en «dispositivos conectados a Internet» son las siguientes:

La tecnología de encriptación que utiliza August Smart Lock, según sus creadores, es más segura que una llave, la cual se puede perder con relativa facilidad, y es más segura que un código PIN, que según ellos se puede copiar. Una de sus características que más han querido destacar los creadores, y que probablemente sea la más interesante, es la posibilidad que ofrece para invitar a otros usuarios de teléfono inteligente, así como «dar permisos» a nuestros familiares. En este sentido, cabe destacar el registro de «entradas y salidas» que el dispositivo lleva a cabo. De esta forma podremos controlar perfectamente quién y cuándo ha utilizado la puerta para entrar o salir de casa.

Además, nunca tendremos problema «de energía» con este dispositivo porque se vale de la alimentación de cuatro baterías de tipo AA para funcionar. Y bien, ¿qué pasa si se agota la energía de estas baterías mientras no estoy? Esto no debería suponer ningún tipo de problema, porque el propio dispositivo mandará una notificación a nuestro teléfono inteligente cuando la batería se esté agotando, de tal forma que tengamos tiempo para reponerlas.

En cuanto a la instalación y el diseño, instalarlo en nuestra casa no supone ningún tipo de dificultad añadida, y se adapta perfectamente a nuestra puerta gracias a cuatro configuraciones diferentes a nivel de color que están disponibles en la tienda online.