Lo peor de Windows 10

Lo peor de Windows 10

Claudio Valero

Si ayer era el turno de repasar lo mejor de Windows 10, ahora nos toca abordar los peores aspectos o las cosas que nos gustan muy poco del nuevo sistema operativo de Microsoft. El nuevo Windows recupera elementos del pasado y apuesta por un solo software para varios dispositivos.

La realidad es que esperamos que se revelen muchas más novedades en relación a Windows 10, como Cortana por ejemplo, aunque con lo que nos han contado, ya podemos enumerar lo que menos nos ha gustado del nuevo sistema operativo de Microsoft. Si lo queréis comprobar por vosotros mismos, os invitamos a descargar directamente la versión de prueba dentro del programa Windows Insider.

Como ayer nos centramos en los aspectos positivos y que más nos han gustado de Windows 10, creemos que es el momento de hacer lo contrario. Podéis consultar todas las novedades de Windows 10 en este enlace y sus requisitos mínimos, que será los mismos que en Windows 8, en este otro.

¿Windows 10 es Windows 7?

No teníamos muchas dudas de que el nuevo Windows llegaría para corregir los errores de Windows 8. Si no queremos llamarlos errores, podemos decir, las cosas que menos han gustado al grueso de los usuarios. La interfaz Modern, la desaparición de botón de Inicio y menú de Inicio o la priorización de lo táctil, son considerados como los grandes errores de Microsoft que intenta corregir con esta nueva versión.

windows7-windows10

Y es que Windows 10 es un Windows 7 puesto al día, con un estilo más moderno, funciones mejoradas, nuevo menú de inicio más interactivo y aplicaciones más completas. Pero vuelve a la esencia de Windows 7, poniendo el escritorio por encima de todo lo demás. Muchos se preguntan si merece la pena dar el salto a un sistema que vuelve a traer el pasado y lo vende como el futuro.

Multiplataforma

Si en el artículo sobre lo mejor de Windows 10 destacábamos que la multiplataforma se podía interpretar de dos modos, es el momento de verla desde el punto de vista negativo. Windows 10 funcionará en todo tipo de dispositivos, desde tabletas hasta ordenadores, pasando por móviles o la propia Xbox One. Adaptar un sistema para que funcione en todo este tipo de dispositivos tan distintos puede hacer que Microsoft pierda el foco sobre lo realmente importante en cada uno de ellos.

apertura-windows10

La estrategia de Microsoft con Windows 10 es bastante confusa. Durante todo el evento de presentación del nuevo sistema operativo, todas las novedades se centraron en la vuelta del escritorio tradicional y en las mejoras para las empresas. No sabemos nada de lo que pasará con los móviles ni con las tabletas. Parece que los de Redmond solo pretendían recuperar la confianza perdida con Windows 8.

Aplicaciones universales

Una misma aplicación que funcione en un móvil, en una tableta, en un portátil de reducidas dimensiones o en un sobremesa con un monitor enorme suena interesante como concepto pero deja muchísimas dudas en el aire. Microsoft debe hacerlo muy bien para que tengamos aplicaciones que sean realmente útiles en todas las plataformas y no sea algo que se quede en una simple anécdota, con cientos de aplicaciones universales lanzadas que realmente solo sirven para una o dos plataformas.

Fecha de lanzamiento

Windows 10 no se lanzará este año y llegará al mercado a finales de 2015. O bien Microsoft ha querido ir muy por delante con el anuncio para tranquilizar a las masas o todavía queda mucho trabajo por realizar. La realidad es que a pocos les ha gustado Windows 8 y tener que esperar más de un año para tener la siguiente versión, es algo más que un problema. ¿Quién sabe que será del mercado dentro de un año?