Google ayudará a desplegar un cable submarino de Internet entre Japón y EE.UU.

El proyecto FASTER permitirá conectar mediante un cable submarino de Internet de alta velocidad, los países de Estados Unidos y Japón, gracias a la colaboración conjunta de seis empresas tecnológícas y a una inversión de 300 millones de dólares. Se espera que esté listo para el año 2016.

La compañía de Mountain View se ha embarcado en un nuevo proyecto junto con el resto de empresas que participarán en el proyecto FASTER, un sistema de Internet a través de un cable trans-oceánico submarino desplegado para conectar Estados Unidos y Japón. La inversión total del proyecto se irá a los 300 millones de dólares y la empresa tecnológica NEC será el proveedor del servicio.  Junto a Google, otras cinco compañías participarán en el desarrollo de este cable submarino de Internet de alta velocidad. China Mobile International, China Telecom Global, Global Transit, KDDI y SingTel formarán junto a la empresa americana el consorcio de empresas encargado de llevar el proyecto adelante.

Los responsables del proyecto FASTER han anunciado que el cable contará con las últimas tecnologías de transmisión óptica y fibra, con una capacidad inicial diseñada de 60 TB/s (100GB/s por 100 divisiones de longitud de onda por 6 pares de fibra). Los responsables del proyecto son conscientes de que las conexiones de Internet por cable de alta velocidad pueden ser más fiables que otro tipo de tecnología y aunque la inversión y el coste de crear las infraestructuras para conectar dos territorios tan lejanos, sorteando además la dificultad de instalar la red de cableado en el mar son considerables, se espera que este proyecto ayude a mejorar la conectividad entre estos dos territorios.

submarinista

El nuevo cable estará listo para 2016

Para ello contarán con la ayuda de NEC, una empresa que tiene una experiencia a sus espaldas de más de 30 años en la construcción de cableado submarino y que con 200.000 kilómetros de infraestructuras de esta clase construidas en el pasado, es uno de los principales proveedores de esta clase de servicio. La red conectará en tierra la costa oeste de Estados Unidos con las ciudades japonesas de Chikuma y Shima. De ahí, la red de conexiones se extenderá al resto del país nipón y otros territorios del continente asiático. El proyecto es uno de los más avanzados de entre los cientos de entramados de cables submarinos que están desplegados a lo largo del planeta.

FASTER

Woohyong Choi, uno de los miembros del comité del proyecto FASTER, ha declarado que estos cables submarinos “ayudan al desarrollo global de Internet y las telecomunicaciones” a la vez que ha anunciado que el acuerdo alcanzado en el día de ayer, “beneficiará a todos los usuarios de Internet”. El canal Trans-Pacífico es una de las rutas más largas del mundo y el desarrollo del proyecto FASTER ayudará a cubrir la intensa demanda de servicios de telecomunicaciones y banda ancha. Su construcción comenzará en breve y se espera que pueda estar listo para el segundo trimestre del año 2016.