Sin novedades en el acuerdo entre Yoigo y Pepephone para usar la red 4G

El acuerdo de Pepephone con Yoigo anunciado hace unos meses para que la primera tenga acceso a la red 4G de la segunda sigue sin novedades. La filial de TeliaSonera se muestra cauta y asegura que informará sobre el acuerdo cuando estén todos los puntos atados.

En el pasado mes de febrero, Pepephone anunció su ruptura con Vodafone y el cambio de proveedor, siendo Yoigo el elegido. El movimiento fue provocado por la operadora británica, ya que se negó a ofrecer 4G al popular OMV español, incumpliendo el contrato establecido. Pepephone llevaba intentando sin éxito, desde junio de 2013, que sus clientes tuvieran acceso a la red 4G de Vodafone, mientras que ésta alegaba que por razones técnicas y comerciales no podía ofrecer dicho servicio. El OMV tomó cartas en el asunto e inició los trámites legales y logísticos para iniciar el cambio a Yoigo, cambio que, a pesar de suponer un coste elevado para el OMV, creen que es necesario para no seguir perdiendo clientes.

yoigo-eduardo-taulet

El acuerdo con Pepephone se sigue estudiando

Meses después seguimos sin tener noticias del cambio final del OMV a Yoigo. El consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet, ha afirmado en una entrevista para movilonia.com que “el acuerdo con Pepephone se sigue estudiando y, en cuanto estén todos los puntos atados, se informará de ello”. Taulet se ha mostrado cauto con la situación con Pepephone, por lo que no queda claro si el acuerdo se llevará a cabo próximamente, o por el contrario habrá que esperar más tiempo.

Además de los flecos que todavía quedan por cerrar entre las dos operadores, hay otro frente abierto, ya que Telefónica no está por la labor de realquilar su red a terceros, lo que afecta directamente al acuerdo entre Pepephone y Yoigo. La filial de TeliaSonera recurrió en abril a la CNMC para que decida si Telefónica debe permitir el acceso a la red 4G compartida por ambos, y que en caso de ser favorable para los intereses de Yoigo, permitiría un beneficio para el consumidor final, ya que probablemente el resto de operadores se plantearían establecer acuerdo con la filial de la multinacional escandinava para poder ofrecer 4G a sus clientes, algo que sin duda reventaría el mercado actual.