SMS Premium: Cómo protegernos de este fraude

SMS Premium: Cómo protegernos de este fraude

Lucas Cruz

Los SMS Premium siguen siendo a día de hoy uno de los medios más habituales para llevar a cabo diferentes fraudes, desde engaños que tienen como objetivo a los usuarios más inexpertos hasta malware para plataformas móviles que nos suscribe a este tipo de servicios. Os contamos algunas barreras que podemos poner para no ser uno de los afectados.

whatsappspySeguramente muchos recordéis la estafa que durante las navidades pasadas y el principio de año, afectó a muchos usuarios en nuestro país y que se llevaba a cabo desde el número 25568. Estas personas recibían en su teléfono móvil un mensaje que ponía “Te estoy escribiendo por wasap, dime si te llegan mis mensajes. Me agregaste el otro día?” De esta forma, se hacían pasar por un supuesto conocido, nada más lejos de la realidad, se trataba de un timo, un intento de engañar a los usuarios con una situación podría ser veraz y muy común, como la agregación de algún amigo a la aplicación de mensajería instantánea. Si contestábamos, el responsable provocaba que el operador cargara un importe elevado y llegaba la sorpresa a final de mes.

Otra de las formas más utilizadas ha sido la utilización de malware para Android y otras plataformas. Utilizan como gancho videojuegos como Minecraft o programas muy solicitados por los usuarios, para colarse en los terminales y suscribirnos a un servicio de SMS Premium. Más ejemplos como FakeInst, o WhatsApp SPY, una aplicación falsa que empezó a hacerse popular por las redes sociales y que supuestamente permitía espiar las conversaciones, su creador, ya detenido por las autoridades llegó a recaudar más de 40.000 euros con SMS Premium. “La estafa de envíos de SMS a números Premium fue una de las primeras formas de monetización que usó el malware para Android”, explica Vicente Díaz, analista de Kaspersky Lab.

¿Qué podemos hacer para evitar los SMS premium?

apertura-smsPara suscribirnos a uno de estos servicios, necesitan únicamente nuestro número de teléfono, por lo tanto, no hay que ponerlo a la ligera cuando entremos en cualquier web o llevemos a cabo una descarga de un archivo. Suelen estar presentes en temas relacionados con videojuegos y concursos y cobran a todos los que estén dentro de su base de datos (suscritos) por cada SMS que reciben, una cantidad muy elevada. La mayoría lleva a cabo la suscripción de manera involuntaria, por no leer las condiciones de una aplicación o no prestar atención a las señales que nos indican que hay algo raro en ese formulario, por lo tanto, lo primero que debemos hacer es ser cautos y evitar sitios que no sean de total confianza. Duda de los concursos y sorteos que requieran de un SMS con la palabra ALTA, ya que es la más usada para entrar en esta base de datos.

Mejor prevenir que curar. A pesar de ser todo lo precavidos posibles, lo mejor que podemos hacer es llamar a nuestro operador y solicitar la restricción/bloqueo de mensajería Premium en la línea correspondiente tanto para envíos como recepciones. A partir de ahí, si nuestro operador recibe una petición de alta la rechazará.

Si ya es demasiado tarde y te has percatado de la suscripción, corre a solicitar la baja del servicio, para ello basta con mandar un SMS con la palabra “baja” al número en cuestión. Este mensaje debería de ser gratuito y será suficiente en la mayoría de los casos. Si la suma de dinero es demasiado alta, asegúrate de que no fuiste tú el que se suscribió por error al servicio, y reclama a tu compañía la devolución de la cuantía correspondiente. En caso de no obtener una solución en un plazo de 30 días, el último recurso es acudir a la Oficina de Consumo para que sean ellos los que intenten ayudarte.