La mitad de los gallegos podrán acceder a la fibra óptica de Movistar este mismo año

Movistar ha confirmado la intensificación de su despliegue de fibra óptica en Galicia. El operador está dispuesto a que su red de nueva generación sea accesible para la mitad de los hogares de la comunidad autónoma antes de que finalice 2014, endureciendo su competencia con el cablero R.

Más de 50 millones de euros en inversión a lo largo de los próximos meses harán posible que Movistar mejore la cobertura en Galicia tanto de su red fija de alta velocidad como de la infraestructura móvil 4G. Así lo ha confirmado Manuel Alonso, director del operador en la región.

En concreto, serán 351.000 hogares y empresas de la comunidad del norte del país los que estarán conectados a su nueva red ultrarrápida sobre la que ofrece en la actualidad conexiones de 100 megas. A Coruña será una de las grandes beneficiadas por la inversión millonaria del operador histórico, ya que en la ciudad gallega más de 110.000 hogares podrán conectarse a su red de banda ancha de alta velocidad. Vigo y Santiago de Compostela son los otros objetivos prioritarios de la compañía en su despliegue.

El objetivo del operador es lograr que la mitad de los gallegos puedan contratar sus conexiones de fibra consiguiendo plantar cara a su principal rival en la región: el operador local R. Éste dispone de una infraestructura más desarrollada hasta ahora, ya que según vimos el pasado año, a comienzos de éste ya ofrecía la posibilidad de contratar sus 100 megas a la mitad de la población de la comunidad.

Inversión millonaria en la región

Una prueba del interés de Movistar en la región es que en 2013 ya anunció una inversión de 120 millones de euros para el despliegue de su red de nueva generación y mejora de su cobertura móvil 3G. En este caso la inversión es algo menos de la mitad para 2014 pero servirá para ofrecer sus conexiones 4G en las principales ciudades gracias a la activación de 138 estaciones con esta tecnología móvil de alta velocidad.

Así pues, un nuevo esfuerzo inversor que sirve para alcanzar los 650 millones de euros dejados por el operador histórico en su despliegue en Galicia en los últimos cinco años, ya que como confirmó Alonso, el centro telefónico de atención al cliente de la compañía pasó de Latinoamérica a esta comunidad.