Cataluña da un paso adelante con su canon al ADSL

Cataluña da un paso adelante con su canon al ADSL

Lucas Cruz

Sigue la disputa en Cataluña por el canon al ADSL. AMETIC, la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales reitera su oposición a esta medida injusta e innecesaria según ellos y que podría retrasar el despliegue de las nuevas redes fijas y móviles.

El pasado mes de noviembre, Ferran Mascarrell, conceller de Cultura de la Generalitat, anunciaba en una entrevista concedida en el canal de televisión TV3 que estaban estudiando la implantación de un impuesto sobre las compañías que ofrecen conexiones de Internet con el objetivo de ayudar a la producción audiovisual catalana. Una decisión que traería cola.

13131060--644x362La respuesta fue inmediata y tanto REDTEL, asociación que engloba a los principales operadores del país, como AMETIC rechazaban rotundamente la propuesta. Lejos de quedarse ahí, los ciudadanos también se han mostrado contrarios a la medida, temerosos de que pudiese repercutir en la factura que pagan a final de mes y a pesar de que el propio Mascarrell haya aclarado que «en ningún caso afectará a la tarifa del usuario», sino que serían las operadoras las que tendrían que hacer frente a este canon.

A finales de este mes de enero y tras la polémica suscitada, anunciaban que la tasa a pagar por las compañías será de 0,25 euros al mes por cada conexión que los usuarios contraten en Cataluña, reduciendo notablemente la cantidad de 2,4 euros a la que apuntaban algunas informaciones. Según los cálculos de la Generalitat, recaudarían una cifra cercana a los 20,5 millones de euros. A pesar de ello, los operadores se mostraban indignados.

La medida sigue adelante

ametic_horizontalLa propuesta, lejos de cancelarse, sigue adelante y se espera que entre en vigor antes del próximo verano. AMETIC ha vuelto a mostrar su descontento y reiteran su posición de oposición frontal al canon, avisando en que de concretarse, tomarán las decisiones y llevarán a cabo las acciones legales pertinentes a todos los niveles con el fin de anular la medida.

Consideran que la tasa es innecesaria y nada tiene que ver con la prestación de servicios en condiciones económicas rentables aludiendo a la severa presión fiscal que ya sufre el sector con otra serie de impuestos como 0,9% de los ingresos destinado a la financiación de RTVE o el 5% de los ingresos audiovisuales que ayudan en la financiación de las producciones audiovisuales europea y española. Es precisamente esta tasa la que creen que ya cubre los objetivos que pretende la medida de la Generalitat.

Para más inri, exponen como seguir incrementando las cargas sobre las compañías de este sector puede tener daños colaterales como la reducción en la inversión para el despliegue de las nuevas redes fijas y móviles en el que están inmersas y que es parte fundamental para el avance de las comunicaciones en nuestro país, haciendo referencia a la Comisión Europea que precisamente indica que este despliegue de redes debe ser alentado y no penalizado como sucedería si finalmente sigue adelante este canon.