Cómo funciona Wallapop Envíos: precios, tarifas y condiciones

Deshacerte de viejos enseres, ropa o cualquier otro objeto que ya no quieres poniéndolo a la venta en Wallapop te permite sacarte un dinerito que siempre viene bien. En esta plataforma tan popular se vende de todo, por muy raro que parezca. Encuentras las cosas más extrañas. Así que cualquier cacharro que te esté ocupando sitio podrías intentar sacarle rendimiento económico y, de paso, despejar un espacio de la casa.

Es muy fácil utilizar Wallapop: subes las fotos, describes el producto, le pones precio y a esperar que alguien se interese y lo compre. La comunicación entre comprador y vendedor se efectúa mediante un chat en la app. No es necesario facilitar ningún número de teléfono a otra persona, ni siquiera cuando quedas con ella para realizar la entrega, algo muy habitual si la distancia lo permite.

Cuando hay muchos kilómetros de por medio o simplemente no te apetece quedar con un desconocido, no queda otra que el vendedor realice un envío al domicilio o a un apartado de correos o donde quiera el comprador. ¿Qué opciones tienes para que le llegue a la otra persona? Eso es lo que te vamos a explicar con detalle a continuación.

Una opción más segura: envíos con Wallapop

Para evitar la picaresca y que nos quedemos sin cobrar las ventas que hagamos en el famoso portal de segunda mano tenemos esta herramienta que nos protegerá y facilitará los envíos. Es el servicio de envíos de la compañía, Wallapop Envíos, aunque también puedes si lo deseas gestionar los envíos por tu cuenta si lo consideras oportuno.

Qué es Wallapop Envíos

Wallapop cuenta con un servicio de envío propio, Wallapop Envíos, en la que todo se hace sin salir de la plataforma y de forma más controlada que si el proceso lo haces por tu cuenta. Este servicio también se efectúa a través de Correos y es sencillo de utilizar si sigues estos pasos. Eso sí, para poder utilizarlo debes estar registrado con tus datos personales y con una tarjeta de crédito o débito (la puedes añadir a través del apartado Envíos y luego en el de Datos Bancarios). Permite envíos de hasta 30 kilos.

Además de poder enviarlo a un domicilio, Wallapop también da la opción de remitirlo a una oficina de Correos determinada (no valen todas, solo algunas) para que allí lo recoja el comprador. Una de las ventajas que tiene esto para el comprador es que puede ahorrar un poco en el envío y que no dependerá de estar pendiente de los mensajeros, pero tendrá que desplazarse a la oficina de Correos más cercana.

opciones para realizar envios en wallapop de forma segura

Qué sucede antes de enviar los productos

Hay que tener una serie de puntos antes de enviar los productos, por eso mismo, hay que conocer los siguientes aspectos:

  • Para comunicarte con un vendedor cuando estás interesado en comprar algo, le envías un mensaje como si fuera un chat de WhatsApp a través de la función integrada en Wallapop.
  • Una vez que estáis de acuerdo en el precio, el que quiere comprar debe enviar una oferta a través de Wallapop Envíos.
  • Cuando el comprador recibe la oferta y la acepte, la aplicación genera un código de barras específico para esa transacción (pinchas en el enlace que te indica Wallapop y se abre). Con este código vas a una oficina de Correos para entregar el objeto (dentro de un plazo de tiempo) ya empaquetado por ti (o también lo puedes empaquetar en Correos, pero te cobran por la caja o el sobre que compres, claro). Allí te pedirán que muestres el código en el teléfono móvil para escanearlo (si no lo llevas impreso). Puedes hacer una captura de pantalla del mismo y así luego lo muestras más fácilmente. También puedes optar por la recogida a domicilio Seur con un coste a mayores, como descubrirás después.
  • Si como comprador das a Comprar directamente, te encontrarás con el precio final incluidos el seguro y envío y podrás indicar dónde recibir el paquete. Le darás a comprar. Esto no quiere decir que el vendedor acepta la oferta, tendrás que esperar a que lo haga y cuando recibas confirmación seguirá el proceso como se ha indicado. Si no acepta, te devolverán el dinero retenido.

Una recomendación importante es que tengas en cuenta los requisitos de embalaje que impone Correos. Por supuesto, está prohibido enviar productos ilegales… Pero en cuanto al embalaje es necesario que el producto esté bien sujeto y no pueda recibir golpes con el manejo del paquete. Habrá que rellenar los espacios vacíos con papel, cartón o lo que sea. Además, el embalaje no debe de ser transparente, no puede verse el contenido del interior. Tampoco podremos envolver en papel nuestro producto, ya que el embalaje tiene que ofrecer un mínimo de protección.

Este tipo de medidas, que son interesantes para que el producto llegue sano y salvo a su destinatario, también son normas de Correos por las cuales pueden no aceptarte un envío si el producto no está correctamente embalado.

Después de enviarlo

El que vende no paga el envío. Eso corre a cuenta del comprador. Es un precio fijo en función del peso del paquete (desde los 2,95 euros hasta los 13,95 euros en función del peso). Cuando al comprador le llega el producto, este dispone de dos días naturales para decidir si se lo queda o lo devuelve. Si quieres contratar un seguro, Wallapop cobra unos costes de gestión (1,95 euros por compras de entre 1 y 25 euros).

Si supera esta cantidad, se cobra un variable (entre un 5 y un 10 por ciento del precio). Una vez que confirme que le gusta y lo compra, en tres días hábiles se da la orden de pago para que el vendedor reciba el dinero en su cuenta bancaria.

opciones para realizar envios en wallapop de forma segura

Servicio de recogida a domicilio

Con la pandemia, Wallapop ha habilitado una opción que evitar desplazarse a Correos para enviar el producto. O lo que es lo mismo: es posible la recogida en el domicilio del vendedor. En este caso ha llegado a un acuerdo con Seur, y no sale gratis: vale 2,25 euros que paga el vendedor, claro (se descuenta del precio de venta cuando se lleve a cabo el pago). Con este servicio, el paquete no puede superar los 30 kilos y la suma del largo, ancho y alto no puede exceder los 270 cm.

Para activar esta opción, el usuario comprador debe pinchar en la opción Comprar, en la parte superior de la conversación entablada por chat con el vendedor, y seleccionar envío a domicilio. Si el vendedor lo acepta, entonces se genera un código de seguimiento. Es necesario que imprima la etiqueta correspondiente (si no puede, simplemente basta con apuntar los datos personales en un papel y pegarlo o adjuntarlo en el paquete).

Una vez recogido por Seur, le llega a su destinatario en 48 horas hábiles. Si el comprador se queda con el producto (tiene 48 horas para decidirlo), el vendedor recibirá el dinero en tres días hábiles. Independientemente de que sea un nuevo servicio creado a partir de la situación extraordinaria que ha provocado la pandemia de la COVID-19, es una buena opción si tanto el vendedor como el comprador no pueden desplazarse a la oficina de Correos más cercana.

Envíos tradicionales vs envíos de Wallapop

Por fin has logrado vender esa reliquia, ¡qué contento! Y probablemente lo primero que se te ocurra es enviarlo por el sistema tradicional: Correos o una empresa de mensajería similar. Vas a uno de los establecimientos, te lo pesan y miden, te lo empaquetan si no lo llevas tú así, y pagas según sus dimensiones y peso. Y para efectuar el pago, pues recurres a una transferencia, Bizum o lo que sea. Con esta opción, normalmente, el comprador espera a que le llegue el paquete, comprueba que está en las condiciones prometidas (o no) y realiza el pago a través del medio acordado. Presenta algunas ventajas con respecto al sistema de Wallapop. Por ejemplo:

  • No hay límite dimensiones y peso.
  • Lo puedes enviar dónde quieras.
  • No tienes los costes de gestión del seguro de Wallapop.

Realmente es el sistema más económico, pero también el que menos garantías te ofrece. Si todo va bien es la mejor opción, pero si el comprador quiere jugártela va a poder quedarse con el producto sin haber pagado nada. Todo depende de las circunstancias y del riesgo que quieras correr. Si le has mandado una camiseta de 5 euros, perderás la camiseta y el coste del envío y habrás aprendido a hacer las cosas de otra manera. Sin embargo, si vas a enviar un iPhone de 800 euros seguramente te lo pienses mejor. Lo más probable es que cobres por anticipado el envío, aunque dependerá del comprador si acepta o no.

Es verdad que puedes enviar el paquete con envío certificado y acuse de recibo, de manera que el comprador tenga que firmar la recogida del paquete. Incluso puede pagar el seguro de Correos por si te rompen la mercancía, sí. Pero si finalmente el comprador no realiza el pago tendrás que poner una denuncia y cruzar los dedos para tener suerte. En caso de problemas la cosa se complica, por eso es mejor utilizar el envío de Wallapop u otras plataformas que protegen este tipo de transacciones como PayPal.

Sin embargo, existen otros problemas para este método, ya que digamos que no es el más seguro. Por ejemplo, haces el envío y luego el comprador no te paga. Además, si la compra no te convence, ¿quién paga los gastos de devolución? Un poco rollo. Aunque todo es hablarlo. Lo normal es que no suceda nada malo. La gran mayoría de los usuarios de Wallapop no te van a dar problemas, pero ¿y si das con alguien que sí? El sistema convencional tiene estos inconvenientes:

  • Los pagos son menos seguros.
  • El precio del envío.
  • No dispones de un seguro.
  • La devolución por producto defectuoso o ser distinto no es gratuita.

Solucionar problemas con los envíos de Wallapop

Todo está muy bien y los envíos a través de la plataforma son seguros ya que la app media entre ambas partes, sin embargo, pueden darse algunos casos en que puedes necesitar saber qué hacer como en caso de que el envío no se haya podido entregar o si has decidido devolver el producto.

Cómo actuar si quieres devolver el producto

Te puede pasar que el producto no sea el que esperabas o que esté defectuoso. Entonces, Wallapop da la opción de abrir una disputa para poner una reclamación. Eso sí, debes hacerlo dentro de las 48 horas siguientes desde que se registra como Entregado en la app. Y siempre en su embalaje original, incluida la etiqueta. Tendrás que elegir el motivo de la reclamación y completar el campo de «descripción», en el que deberás indicar las causas de la devolución. De igual forma, tendrás que insertar fotografías que sirvan para respaldar tu postura. También existe la opción de reclamar vía email si necesitas adjuntar más pruebas (como vídeos) ya que en la aplicación no se pueden adjuntar archivos de este tipo.

Si la devolución es aceptada por el vendedor y Wallapop, se genera un nuevo código para que el paquete vuelva a su origen. El comprador deberá llevarlo a una oficina de Correos en un plazo máximo de diez días naturales. Si la devolución no es aceptada por el vendedor porque considera que el producto enviado se ajusta a las imágenes y la descripción del anuncio y considera que no existe ningún error en la venta puede escalar la devolución. Esto significa que la gestión de la disputa se traslada al equipo de Wallapop que analizará el caso y decidirá si la devolución tiene que ser aceptada o no.

Por otro lado, debes tener en cuenta de que no todo el mundo puede poner reclamaciones en Wallapop. De hecho, para poner una reclamación deberás tener contratado el servicio de Wallapop Protect, ya que este es el servicio encargado de asegurar los envíos. Wallapop Protect bloquea el dinero pagado por el comprador hasta que se recibe la confirmación de que se ha recibido el artículo en perfectas condiciones y que todo está bien.

Por tanto, si no tienes contratado el servicio Wallapop Protect, la opción para poner una reclamación no aparecerá en tu chat de comprador. Si ese es tu caso, lamentablemente no tendrás ninguna vía para reclamar a través de la app. Tampoco podrás reclamar a través de otros canales fuera de la aplicación (mediante correo electrónico o WhatsApp, por ejemplo). También debes saber que Wallapop Protect no está incluido en Wallapop Pro, puesto que este servicio es específico para los compradores, no para los vendedores profesionales.

Problema: el envío no se ha podido entregar

Uno de los problemas de enviar paquetes es que no puedan ser entregados a su destinatario. Esto puede deberse a multitud de factores, desde que nos ha facilitado una dirección errónea a que no estaba en caso en el intento (o intentos) de entrega, pasando por problemas de Correos y Seur. Wallapop nos pone en aviso si sucede esto y, según la compañía, pasará lo siguiente:

  • Si el envío se hizo con Correos, se realizará un intento de entrega en la dirección del destinatario. En caso de no poderse entregar finalmente, se dejará un aviso y se enviará un SMS. El destinatario tiene 15 días para recogerlo. Si no lo hace, se devolverá al remitente-
  • Si el envío se hizo con Seur, se realizarán 2 intentos de entrega en la dirección del destinatario. Después se dejará en un punto de recogida durante 10 días.

El pedido se ha dañado en el transporte

Como todo en esta vida, siempre puede pasar de todo. Y uno de los factores que podemos vivir como comprador o vendedor es que el producto o pedido que hemos comprado acabe dañado durante el transporte. En estos casos, si el pedido se ha roto o ha sido dañado en transporte, será necesario que el comprador se ponga en contacto con Wallapop. Y, para poder revisar el caso, nos pedirán una serie de imágenes antes de que pasen 48 horas después de que hayamos recibido el paquete:

  • Una imagen del contenido defectuoso.
  • También una fotografía del embalaje.
  • Por última, una foto de la caja donde se vea el código de seguimiento.

Además, es importante tener en cuenta en todo momento que será imprescindible conservar el embalaje original del producto recibido, incluyendo la etiqueta. Y, si eres el vendedor y el comprador se ha puesto en contacto contigo porque venía dañado, pero ha sido culpa del transporte, podrás indicar al comprador que se ponga en contacto a través del Centro de Ayuda o, también, desde el siguiente apartado de su web: Contactar con Wallapop.

3 Comentarios