Cómo conseguir una licencia para drones y cuándo la necesitas

Cómo conseguir una licencia para drones y cuándo la necesitas

Rocío García

Los trabajos para drones son cada vez más habituales, desde emergencias o salvamento hasta reparto de paquetes o trabajos creativos de fotografía y vídeo. Pero para realizar cualquiera de ellos necesitas licencia para drones. ¿Cuándo hacen falta? ¿Cómo tener licencias para drones? ¿Qué requisitos hay que cumplir? Repasamos todo lo que debes saber si estás pensando comprarte una aeronave y no sabes cómo puedes empezar a volarla, por dónde o si alguien debe o no autorizarte.

Los drones son frecuentes de forma recreativa e incluso son muchos los drones para volar en interior, sin salir de casa. Pero las aeronaves requieren que cumplamos unas reglas y en España es la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) la encargada de regularlos para evitar accidentes, problemas o colapsos en el espacio aéreo que conllevarían multas de drones de miles de euros al culpable.

Drones agricultura

¿Quién necesita licencia?

No necesitas licencia si acabas de comprar un dron y quieres volarlo en casa o en zonas autorizadas siempre y cuando no cumpla con un peso máximo. Sólo la necesitan aquellas personas que van a usarlo de forma profesional en cualquiera de los muchos trabajos con drones de la actualidad: grabar eventos, publicidad, marketing, topografía, control, vigilancia… Pero no necesitarás licencias para drones si simplemente quieres usarlo como hobby o como ocio salvo que el dron que hayas comprado supere un peso y se considere obligatorio que tengas esa licencia.

ACTUALIZACIÓN: Desde diciembre de 2020, existe una nueva normativa europea, una normativa que entra en vigor el 31 de diciembre de 2020 y que cambia las licencias de drones tal y como las conocíamos hasta ahora, tal y como estaban pensadas antes de esta. Los cambios, recoge la nueva normativa, se aplicarán de manera progresiva y contemplan diferentes categorías de operaciones, registro…

La nueva norma no hace distinción entre usuarios profesionales y recreativos, como sí se hacía antes y así se recogió en este artículo, por lo que el reglamento debe aplicarse a cualquier aeronave no tripulada indistintamente de su masa y de su uso y ya sea con fines profesionales o recreativos. Con algunas excepciones como control fronterizo, vigilancia costera, aduanas, policía, salvamento, búsqueda o lucha contra incendios, por ejemplo.

La nueva normativa establece que hay 3 categorías en función del riesgo de la operación y para volar drones en cada una de ellas se requiere el examen correspondiente en diferente nivel. En la abierta puede ser de nivel 1 o 2 y en la específica de nivel 3. La certificada requiere pilotos con licencia y otros requisitos. Te comentamos más sobre cada una de ellas.

Categorías de drones

Conviene tener en cuenta que hay varias categorías de drones entre las que debemos diferenciar, por eso comentamos cuáles son con sus particularidades. Nos encontramos con la categoría abierta, la que tiene menores requerimientos, así como la específica y certificada.

Categoría abierta

Vuelos de bajo riesgo dentro de esta categoría y sin la posibilidad de sobrevolar grupos de personas ni llevar mercancías peligrosas ni realizar operaciones autónomas. En este tipo de vuelos no hace falta tener una autorización previa ni declaración del operador porque se considera que no tiene riesgos o que son muy bajos. Pero, como es lógico, sí hay que cumplir una serie de requisitos imprescindibles:

  • Deben ser pilotos de más de 16 años con supervisión directa de piloto remoto
  • Registro del operador UAS
  • Aprobación de formación teórica o examen
  • Mantener el dron en la línea de visión
  • Altura máxima de 120 de vuelo
  • Masa máxima de despegue de menos de 25 kilogramos

Y, además, dentro de la categoría abierta hay una serie de subcategorías según el peso y que tendrán unos requisitos de pilotos u otro. Por ejemplo, la categoría A2 nos obligará a tener un certificado de competencia de piloto remoto.

Actualización: La nueva normativa también explica que será necesario tener un seguro de responsabilidad civil para los vuelos con los drones de categoría abierta, excepto para aquellos que tengan un peso menor de 250 gramos. En este caso la ley no nos obligará a tener un seguro de responsabilidad civil, aunque siempre será recomendable según la misma normativa.

Categoría específica

Hay una segunda categoría según el reglamento de 2020 con operaciones de riesgo y que requieren cumplir una serie de reglas y de requisitos para llevarlas a cabo.

  • Vuelos más allá de la línea visual
  • Operaciones a más de 120 metros de altura
  • Uso de drones de un peso mayor a 25 kilogramos
  • Vuelos urbanos sin marcado CE
  • Vuelos urbanos con drones de más de 4g
  • Volar sobre aglomeraciones de personas
  • Arrojo de materiales

Además, cómo no, debes cumplir unos requisitos concretos

  • Edad mínima de 16 años
  • Registro obligatorio como operador del UAS
  • Necesario un estudio SORA realizado por el operador

Actualización 2022: La normativa en este 2022 exige que para volar un dron de categoría específica necesitaremos una declaración operacional. Esta declaración deberá contener información administrativa sobre el operador UAS, una declaración de que la operación cumple los requisitos descritos en el escenario, el compromiso del operador UAS de aplicar todas las medidas de atenuación necesarias para la seguridad y la confirmación de que se dispondrá de un seguro adecuado para cada tipo de vuelo. Esta declaración se podrá hacer vía telemática en la sede electrónica de la AESA, y será válida hasta el 31 de diciembre de 2025.

Categoría certificada

Aún están las normas en desarrollo, pero se incluyen las siguientes actividades:

  • Sobrevolar reuniones de personas con un dron de más de 3 metros
  • Sobrevolar aglomeraciones, transporte mercancías peligrosas o transporte de personas
  • Estudio de seguridad SORA que implique necesidad de certificación y licencia de piloto
  • Drones certificados bajo el Reglamento UE 2019/45

Drones según su peso

Los drones se pueden clasificar también según su peso o masa máxima de despegue, en cuyo caso se encontraría con las categorías C0, C1, C2, C3, C4, C5, C6, y los fabricantes deben vender sus drones indicando a cuál pertenecen. Por ahora, hay un período de transición hasta el primer día del año 2013 para que sea obligatorio vender drones con esa clasificación indicada.

Podemos distinguir los drones según su peso de la siguiente manera:

  • Menos de 250 gramos, clasificación C0.
  • Menos de 900 gramos, clasificación C1.
  • Drones con hasta 4 kilos de peso, clasificación C2.
  • Drones con 4 a 25 kilos, categorías C3,C4,C5 y C6.

Licencias

Para pilotar un dron de forma profesional no sólo necesitarás tenerlo, sino que necesitarás también licencias de drones para poder certificar que tienes conocimientos necesarios y que estás capacitado para realizar el vuelo. Siempre que sea un vuelo de forma profesional necesitarás la licencia, independientemente del tipo de dron que vas a volar o del peso del mismo. Si es una actividad profesional, necesitas tener licencias de drones que te acrediten que puedes hacerlo.

Hay tres tipos de licencias según el peso: licencia para drones menores de 5 kilogramos, licencia para drones menores de 25 kilogramos y licencia para drones con un peso mayor a 150 kilogramos, aunque esta última no es habitual y no es la AESA la encargada de su regulación, sino que sigue la normativa europea, regulada por la European Aviation Safety Agency (EASA) Aunque, como decimos, es aún poco habitual encontrar este tipo de aeronaves en nuestro día a día.

La licencia de piloto de drones te permitirá acreditar que tienes conocimientos teóricos y prácticos del vuelo. Más allá de estos conocimientos, las licencias de drones requieren un certificado médico. Además, más allá de la licencia, tendrás que estar dado de alta en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea y, por supuesto, tener más de 18 años.

Actualización 2022: Con la nueva normativa, ahora las licencias irán en función de la categoría del dron, las cuales puedes consultar más arriba en el texto. Para la categoría abierta, es obligatorio superar la correspondiente prueba en la AESA, que puede ser de Nivel 1 o de Nivel 2. Para la categoría específica, será necesario completar el Nivel 3 del mismo. Los requisitos para volar un dron que esté en la categoría certificada son aún más completos, y requerirán piloto con licencia, operador aéreo certificado (y con certificado AOC, emitido por la EASA) y que el UAS tenga también certificado).

Los drones con menos de 250 gramos tienen que registrarse como operador de drones y es necesario conocer su manual antes de utilizarlo. No se requiere formación específica, pero esta es igualmente recomendable, en cuyo caso es interesante hacer el nivel 1 de formación de la AESA, que es gratis y fácil. Además, te permitirá manejar drones con un peso algo superior. Actualmente hay drones con un peso inferior a este, aunque debes tener cuidado a la hora de ver el que tienes para conocer que realmente no rebasa este peso.

Qué necesitas para obtener la licencia

Para poder obtener tu licencia para pilotar drones debes superar diferentes pruebas en las que mostrarás los conocimientos teóricos, prácticos o que cumples con el certificado médico exigible. Por eso, te comentamos qué es lo que debes cumplir para conseguir tener la licencia contigo y así pilotar drones de manera segura y sin problemas.

Certificado médico

Cualquier persona que quiera solicitar licencias para drones, necesitará un certificado médico que variará según la masa de la aeronave que vamos a pilotar. En el caso de drones que tengan un peso inferior a 25 kilogramos, el certificado médico LAPL es el necesario, para licencia de aeronaves ligeras. En el caso de aeronaves con un peso mayor a 25 kilos es necesario tener un certificado médico de Clase 2. Tanto uno como otro puedes conseguirlo con examinadores médicos especializados y autorizados o en centros médicos acreditados y se trata de algo más exhaustivo que el simple examen médico de conducir. Aquí nos medirán la agudeza visual, la capacidad auditiva y si realmente estamos en condiciones de volar drones.

Conocimientos teóricos

Necesitarás tener aprobados los conocimientos teóricos en centros de formación autorizados. Deberás pasar un examen teórico y por ello debes apuntarte en cualquiera de los cursos impartidos por academias o escuelas homologadas por la AESA. Por ejemplo, academias privadas o escuelas de vuelo o universidades. Por ejemplo, la Universidad de Almería cuenta con un máster para drones en el que conseguir la licencia y donde tendrás un curso horas de teoría y práctica que te prepararan para conseguir la licencia como piloto profesional.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea también nos ofrece la posibilidad de acceder a los cursos y a la formación necesaria para poder obtener la licencia necesaria para volar los Drones, tanto de nivel 1 como de nivel 2 y 3. Para ello solo debemos acceder a este enlace.

Conocimientos prácticos

Al igual que el apartado anterior, necesitarás tener un certificado que acredite que tienes conocimientos necesarios para pilotar los drones y esto puede conseguirse a través de centros autorizados. Además, también algunas marcas o fabricantes de drones cuentan con sus propios cursos privados para que te familiarices al modelo que has comprado y siempre y cuando lo necesites como herramienta de trabajo.

Condiciones para volar drones de forma profesional

Además de tener licencias para drones, no te bastará para comenzar a trabajar. Debes cumplir con algunas normas indispensables más allá de superar examen teórico, el examen médico y el examen práctico:

  • Tener un seguro para drones obligatorio para el uso profesional, según recoge la ley, que nos permitirá manejar tantos aparatos como queramos en una sola póliza ya que este seguro no recae sobre el dron sino sobre el tomador.
  • Estar dado de alta en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea
  • Tener una matrícula o placa ignífuga en la aeronave que vas a volar y en la que deberán incluirse todos los datos a través de un método homologado de grabado ignífugo, que estén completamente legibles, a la vista e indelebles
  • Tener el certificado médico en vigor, como hemos explicado
  • Contar con el título de piloto de drones, como se ha dicho

¿Dónde conseguir licencias para drones?

En España hay alrededor de 50 o 60 escuelas autorizadas por la AESA y todas ellas cuentan con profesionales encargados de dar a los alumnos los conocimientos suficientes para volar un dron sin ningún riesgo para nadie. Además, puedes conseguir la licencia en algunas universidades como, por ejemplo, la Universidad Autónoma de Barcelona con su curso acreditado y con experiencia de más de seis ediciones. Este curso de la entidad catalana nos ofrece 56 horas de trabajo presencial teórico y práctico para tener licencias para drones. También en la Universidad de Almería tendremos licencia siempre y cuando completemos el programa de 80 horas lectivas y tengamos certificado médico y más de 18 años.

Todas estas escuelas o academias te prepararán para trabajos con drones de forma propia o ajena, por tu cuenta o en empresas. Si quieres comprobar cuál es la más cercana, en la página web de Seguridad Aérea puedes consultar el listado completo de organizaciones de formación aprobadas ATOs entre las que puedes elegir si quieres tener licencia para drones y no sabes dónde conseguirla o cómo. Puedes elegir tanto la zona que se encuentra más cerca como la que te inspira confianza, ya que lo importante es que la obtengas más que dónde lo haces. Todas ellas se encargarán de impartirte la formación que necesitas para poder pilotar drones de manera legal, teniendo en cuenta todos los requisitos y particularidades de cada uno de los drones, zonas y la normativa al respecto.

Formación de pilotos a distancia de UAS/drones

Si quieres formarte como piloto para volar un dron, tienes que tener un mínimo de formación acreditable en base a la categoría operacional en la que operes. Puedes encontrar la formación y examen de conocimientos para operar en categoría abierta, subcategorías A1 y A3 en la web de AESA, en el apartado de formación de pilotos UAS.

Una de sus principales características es que la formación es telemática y gratuita, y tras haber superado el examen online AESA se te expedirá un certificado. También te encontrarás con formación de pilotos UAS/drones en categoría específica y entidades de formación de pilotos a distancia de UAS en esta misma página. Verás asimismo información sobre reconocimiento y conversión de habilitaciones de pilotos RPAS e información de pilotos RPAS sobre la validez de sus certificados de formación nacionales a partir de enero del 2022. Si no encuentras algo, podrás contactarles o ir al apartado de preguntas frecuentes.

Es importante que sepas que los cursos de formación no regulados más allá de la formación gratis de AESA no son oficiales ni se encuentran acreditados por AESA ni otra entidad pública. La categoría abierta se refiere a operaciones de riesgo bajo que no precisan declaración ni autorización, y son las subcategorías A1, A2 y A3. La categoría específica es la de operaciones con riesgo medio. La formación y exámenes se hacen por la plataforma Moodle de AESA tras inscribirte en su sede electrónica. Conoce más en la web.

formacion pilotos a distancia

Volar sin licencia

No es necesario tener licencias de drones para volar una aeronave si lo haces por diversión y si tiene un peso inferior a 25 kilogramos. Puedes hacerlo siempre que tengas una de juguete.  No necesitas ningún certificado de la AESA siempre y cuando cumplas con unas condiciones. Puedes tener un dron sin licencia para uso recreativo y siempre y cuando tenga un peso inferior a los 25 kilogramos en total. Si vas a volar drones sin licencia, siempre y cuando tengan un peso menor que el mencionado y no vayas a usarlo de forma profesional, no necesitarás tener un certificado ni realizar pruebas teóricas ni prácticas, pero sí necesitarás cumplir con unas normas. Tampoco necesitas matrícula significa ni placa identificativa ni un seguro para drones de forma obligatoria, aunque, en este último caso, sí es recomendado que lo tengas para cubrir posibles daños.

Las reglas que debes cumplir son:

Debes volar

  • Manteniendo la distancia adecuada a obstáculos
  • Siempre fuera del espacio aéreo controlado
  • No puedes volar de noche (salvo autorización)
  • Lejos de aeropuertos o aeródromos
  • Sin poner en riesgo la seguridad de personas
  • Con la aeronave dentro del alcance visual del piloto
  • Sin poner en riesgo la seguridad de bienes materiales
  • No puedes grabar imágenes sin permiso de las personas grabadas
  • Dando siempre prioridad a otras categorías de aeronaves
  • De día siempre y en condiciones meteorológicas de vuelo visual

¿Dónde volar?

  • Lejos de zonas urbanas
  • A más de 8 kilómetros de cualquier aeropuerto o aeródromo
  • Fuera de reuniones en exteriores, playas o campos de fútbol
  • Sin poner en riesgo la seguridad de las personas
  • Fuera del espacio aéreo controlado
  • A más de ocho kilómetros de ejes de pistas de aeropuertos
  • Dentro del alcance visual
  • Hasta a 120 metros de altura sobre el terreno
  • Puedes volar en clubes de vuelo o en zonas no controladas

En zonas urbanas

También puedes volar en zonas urbanas, sobre parques o playas, pero siempre y cuando cumplas unas condiciones. No está permitido, por lo general, este tipo de vuelo a no ser que cumplas con estos cinco requisitos que establece la AESA:

  • La masa máxima del dron es menor a 10 kilogramos
  • La operación está dentro del alcance visual del piloto
  • La zona está acordonada o hay distancia horizontal mínima de 50 metros a edificios o estructuras y distancia mínima de 50 metros sobre personas ajenas
  • La aeronave debe tener un sistema de limitación de energía de impacto
  • Debes tener autorización previa de la AESA

Mapa de vuelo

En España puedes acceder a un mapa de ENAIRE donde puedes ver zonas de vuelo de drones. Si no tienes licencia ni la necesitas sí tendrás que cumplir las reglas anteriores pero lo más aconsejable es que vayas a una zona para practicar o pilotar con RPA sin que corras ningún riesgo tú ni nadie que vaya por la calle. Tanto para evitar multas como para evitar todo tipo de problemas, puedes consultar el mapa donde verás las zonas más recomendables cerca de ti. Toca en “mapa recreativo” y verás dónde NO puedes volar. Por ejemplo, en Madrid no solo deberás tener cuidado con el aeropuerto, sino que hay todo tipo de aeródromos por la Comunidad Autónoma y el uso cerca de estos puede suponer una multa de miles de euros.

En-Aire

2 Comentarios