Por qué no debes cargar la batería del móvil al 100%

Por qué no debes cargar la batería del móvil al 100%

Jorge Majdalani

El móvil se ha convertido en nuestro dispositivo más utilizado y el que más nos ayuda en el día a día. Desde él efectuamos todo tipo de operaciones; tanto para las que son más de ocio y entretenimiento, como las que tienen que ver con las de nuestro trabajo donde mandamos correos, así como nos valemos de los smartphones para navegar por internet. De ahí que su correcto funcionamiento sea algo primordial y sumamente importante. Pero, ¿por qué es importante que no realicemos la recarga de la batería del móvil al máximo?

Evita cargar la batería de tu móvil al máximo

Y es que este tipo de dispositivos se han hecho cada vez más inteligentes, también en lo que tiene que ver, propiamente, con la que es su batería, su recarga y, sobre todo, su vida útil. Es por eso que siempre se ha recomendado que a la hora de realizar la carga del móvil se haga siempre con las máximas garantías. Entre ellas, se tiene especial precaución con cómo lo recargamos.

Y aquí, algo a prestar consideración. Aunque son ya una buena cantidad los teléfonos móviles que ofrecen carga rápida, la ausencia de baterías reemplazables significa que eventualmente las celdas de iones de litio incluidas en nuestros teléfonos envejecerán y se deteriorarán.

Así, y si bien la capacidad de la batería disminuye inevitablemente con el tiempo de uso, hay cosas que podemos hacer para hacer que la vida útil de la batería y el teléfono móvil se prolongue. Entre ellas, con seguridad, es no recargarlo al máximo, o lo que es lo mismo; debemos evitar que su carga llegue al 100%.

Es mejor que la carga se haga en cortos periodos

Como tal, cargar el móvil hasta el 100%, ya sea viniendo desde el 0% o cualquier otro porcentaje superior, no es siempre recomendable. Como todo, es verdad que tampoco pasará nada por hacerlo esporádicamente, pero sí te advertimos de que la salud de batería podría verse afectada negativamente si esto es una constante.

En este sentido, las baterías son uno de los puntos débiles de todos los smartphones: pueden sufrir estrés, provocado, entre otros motivos, por cargarla durante demasiado tiempo, lo que afectará en algún momento a que nos encontremos con que nos pida cargarlo más seguidamente.

Recarga móvil batería

La mejor recomendación es que es mejor que la carga se haga en cortos periodos, ya que nos proporcionan un nivel de batería suficiente y serán menos dañino. Esto puede deberse, mayoritariamente, a que la pérdida de rendimiento de la batería es menor a un nivel de carga medio, como de 40%.

También es importante saber que las baterías de ion-litio que poseen los móviles actuales no tienen el efecto memoria que tenían las baterías de los teléfonos antiguos. A día de hoy, estos dispositivos permiten realizar la carga completa del 100% aun cuando la batería no se ha descargado por completo, sin que esto afecte a su duración a corto o largo plazo.

Cuanto más desgaste, menor autonomía

Lo negativo viene de lo que ocurre a nivel físico en las baterías mientras se recargan, teniendo el movimiento y acumulación de electrones como agentes principales del deterioro de las baterías. Es por ello por lo que las baterías de litio de los móviles se van a desgastar siempre, dado que así es su naturaleza. Y cuanto más desgaste sufran, menor autonomía ofrecerán.

Y aun sabiendo que es imposible hacer uso de un móvil sin llegar a consumir ciclos de carga, no quiere decir que no podamos hacer algo por frenar esa degradación. Si en lugar de consumir un ciclo de carga completo de golpe hacemos que este se consuma en diferentes cargas, estaremos haciendo que la batería acabe alargando su vida útil.

Esto lo decimos, también, por sus cargadores. Porque los que se utilizan actualmente (al contrario de lo que podía pasar antiguamente) detienen el proceso de carga cuando detectan que la batería ya está cargada, por lo que no se sobrecalienta . Sin embargo, puede ser que la batería se mantenga a una temperatura mayor cuando tenemos el móvil conectado a la corriente, por lo que es preferible desenchufarlo cuando termina el proceso. Aquí van algunas claves:

  • No cargues la batería por completo. Y si lo haces, desenchúfalo en cuanto se complete.
  • Mejor cargarlo en períodos cortos que de una sola vez.
  • Habitualmente, no dejes que se descargue por completo.
  • Cada pocos meses, realiza un ciclo completo (cargarlo hasta el 100% y descargarlo totalmente).
  • No dejes tu móvil expuesto a temperaturas extremas.
7 Comentarios