La lámpara impresa en 3D hecha con pieles de naranja

La impresión 3D ha sido una novedad en nuestras vidas que nos perite fabricar prácticamente el objeto que queramos, incluso desde nuestras casas podemos realizar impresiones en 3D siempre y cuando contemos con la infraestructura necesaria. A día de hoy son muchos los materiales que se pueden usar en una impresora 3D, aunque por lo general el más común es el plástico. Sin embargo, la empresa Krill Design ha ido un paso más allá a la hora de fabricar productos usando una impresora 3D.

La empresa ha cogido pieles de naranjas para transformarlas en un material 100% natural y después usarlo para imprimir una lámpara que recibe el nombre de Ohmie. Este aparato iluminador es muy eficiente y está sujeta a una base que también está hecha de forma que no ha contaminado al medio ambiente.

Las pieles de naranja, claves

La elección de esta fruta para fabricar este producto es sencillo: esta empresa es italiana y en este país la producción de naranjas es bastante alta. Además, su piel cuenta con un componente químico que ayuda a crear un elemento que presenta mucha resistencia.

Se necesitaron un total de 7 bocetos iniciales hasta dar con el modelo definitivo, ya que lo más complejo era sostener la parte pesada de la lámpara y hacer que se mantuviera estable y no se cayera. De hecho, la compañía asegura que otra de sus características más curiosas es el olor que desprende el aparato, gracias al material del que está hecha.

Lámpara

Este material podría ser usado por cualquier persona para imprimir cualquier objeto que desease, aunque quizás la calidad no sería la mejor, ya que en general las impresoras 3D no cuentan con la capacidad de imprimir con un material que ha sido sacado de una fruta. Se podría probar y ver los resultados, pero sería difícil obtener un resultado óptimo ya que la impresora no alcanzaría los grados centígrados necesarios a la hora de realizar la impresión.

Un producto innovador

La lámpara Ohmie se podrá reservar a partir del 5 de julio por un precio de 59 euros. El tiempo que tarda el aparato en imprimirse es de más o menos unas dos horas y junto a él se envía una conexión USB o una luz LED que está ya preinstaladas, para así ahorrar al cliente cualquier tipo de proceso de instalación.

Lámpara

Krill Design quiere lanzar al mercado más productos usando este peculiar material, las pieles de naranja. Además, la compañía no acaba ahí su innovación y su siguiente objetivo es hacer distintos muebles con café, aunque esto solo están diseñándolo y aun se ha creado ningún modelo.