Esta fachada es capaz de calentar y enfriar un edificio con paneles solares

Los edificios con sistemas de calefacción o refrigeración central son unos grandes consumidores de energía, especialmente los más antiguos que se construyeron sin tener en cuenta la eficiencia energética actual. De hecho, el Gobierno de España ya le ha puesto fecha a la eliminación de la calefacción central que afectará a 1,4 millones de viviendas en España. Las comunidades tendrán como plazo hasta mayo de 2023 para realizar el cambio que acabará con la calefacción central de los edificios. Proyectos como el realizado por los ingenieros del Instituto Fraunhofer que han desarrollado una fachada modular que se alimenta de paneles solares capaces de calentar o enfriar las habitaciones de un edificio, podría ser una buena alternativa en el futuro.

Como su nombre indica, la energía solar es una energía renovable que aprovecha la radiación procedente del sol para convertirla en electricidad. Se trata de una de las energías renovables más fáciles de producir, sobre todo en países como España donde tenemos una gran cantidad de horas de sol. Son muy diversos los usos que tiene esta energía y son muchos proyectos en los que trabajan investigadores e ingenieros de todo el mundo tras la búsqueda de un consumo de energía más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Una fachada que calienta y enfría habitaciones

Los ingenieros del Instituto Fraunhofer han desarrollado una fachada modular que se alimenta de paneles solares. Cada unidad de fechada modular mide 25 cm de ancho y 30 cm de profundidad y puede dar servicio a una habitación de hasta 24 metros cuadrados. Contiene un panel solar que genera la energía suficiente como para hacer funcionar una mini bomba de calor que es capaz de producir de tres a cuatro unidades de calor por unidad eléctrica.

Para calentar una habitación, el sistema utiliza fan coils para bombear el calor del aire exterior al interior, mientras que el enfriamiento se consigue extrayendo el calor del interior y expulsándolo hacia el exterior.

Los responsables del proyecto afirman que “esta fachada modular está diseñada para ser adaptada a edificios más antiguos, en particular a los construidos entre las décadas de 1950 y 1970”. La finalidad es que se puedan llevar a edificios que carezcan de estándares modernos de respeto al medio ambiente de manera más fácil y sencilla implicando un coste menor.

Fachada paneles solares

Una alternativa a la renovación de edificios enteros

Con este sistema de fachada modular no es necesario renovar los edificios por completo, las fachadas originales se pueden reemplazar y sustituir por estos módulos de paneles solares en pocas horas, afirma el equipo. Además, a medida que avance la tecnología, los módulos podrían ser fácilmente intercambiables por otros mejores.

Por ejemplo, el equipo estima que el 30% de los edificios de oficinas construidos en Alemania entre 1950 y 1990 se construyeron utilizando el método ideal para estos módulos. Edificios consumen unos 3.200 GWh de electricidad cada año, pero los ingenieros dicen que estas fachadas modulares podrían reducir el consumo a 600 GWh. Aún hay trabajo por hacer, pero pronto estarán listos para usarse para mejorar la eficiencia energética tanto de edificios antiguos como nuevos.

Fuente > New Atlas

¡Sé el primero en comentar!