¿Cómo se simulan las condiciones de vida en Marte?

La vida en Marte no tiene pinta de que vaya ser un camino de rosas para los primeros astronautas que viajen al planeta rojo. La atmósfera del planeta rojo compuesta por dióxido de carbono prácticamente en su totalidad, un 95%, y su clima endurecido con temperaturas medias de -46ºC que pueden alcanzar valores mínimos de -87ºC lo convierten en un lugar inhóspito en el que las condiciones de vida se presentan extremas y para las que hay que estar concienciado.

A la carrera por conquistar Marte en la que están sumidas empresas como SpaceX, cuya misión principal es construir naves que sean capaces de llegar a Marte, se suma el inconveniente de que las personas elegidas para viajar al planeta vecino por primera vez estén realmente preparadas para ser capaces de sobrevivir y seguramente no poder volver jamás a la Tierra. Aquí intervienen dos factores: el físico y el psicológico. De nada vale estar preparado físicamente si las condiciones extremas del planeta hacen que tu mente no sea capaz de asumirlas. Es por ello que los científicos llevan años trabajando en reproducir las condiciones de vida de Marte en la Tierra.

Astronauta explorando Marte

Base espacial 3D de la NASA

Los recursos con los que contarán los primeros astronautas que formen parte de la primera misión a Marte serán escasos. No entra dentro de los planes desperdiciar la más mínima cantidad de víveres, agua u oxígeno, y en el caso de agotarse, tendrán que ingeniárselas para cultivarlos como hace el actor Mat Damon en la película de ciencia ficción “The Martian”. A la escasa cantidad de recursos se suma que las comunicaciones con la Tierra serían un desafío. Cualquier mensaje que enviasen los astronautas tardaría unos 11 minutos en llegar a la Tierra. Un desfase que no parece mucho tiempo pero que si se trata de una situación de vida o muerte puede ser crucial.

Por todos estos motivos los técnicos de la NASA han planificado tres misiones de un año de duración cada una de ellas en la que se simularán las condiciones de vida en Marte.  Todas ellas se llevarán a cabo en el Centro espacial Johnson perteneciente a la NASA y ubicado en Houston. Las cuatro personas seleccionadas tendrán que vivir en un módulo fabricado por una impresora 3D bautizado como Mars Dune Alpha.

Durante las misiones además de vivir en su propia piel la escasez de recursos que impone la vida en el planeta rojo también llevarán a cabo experimentos científicos, utilizarán dispositivos de VR y simularán paseos espaciales. Uno de los grandes desafíos será verse condicionados por la posible pérdida de la comunicación con el centro de control de la misión.

Mars Dune Alpha

La réplica de la base espacial cuenta con 160 metros cuadrados con distintos módulos para cada astronauta. Cuenta con dos baños, una enfermería, un gimnasio y varias zonas de trabajo. La base espacial que es capaz de simular las condiciones de vida en Marte ha sido diseñada por los arquitectos de la firma BIG-Bjarke Ingles Group. El objetivo es que este hábitat permita a los astronautas vivir las mismas condiciones y retos similares a los que podrían enfrentarse en Marte. Mars Dune Alpha es capaz de ajustar la iluminación, la temperatura y los niveles de ruido a los ritmos circadianos de sus habitantes.

Una ciudad en medio del desierto

Mars Science City es un proyecto liderado por los Emiratos Árabes que pretende simular la vida en Marte. Dubai se ha considerado como el primer lugar del planeta donde se ha construido la primera ciudad extraterrestre del mundo donde poder vivir como en Marte. En este caso hay países que no se conforman con viajar al espacio o conquistar Marte, sino que su objetivo es trasladar dicha experiencia a la Tierra. Es el caso de Dubai que se encuentra ultimando la construcción de la primera ciudad marciana del mundo. El país anunció su ambicioso proyecto en 2017 pero fue el año pasado cuando lo han retomado con fuerza.

La urbe Mars Science City servirá como campo de entrenamiento para futuros viajes a Marte y cuenta con la friolera de 176.626 metros cuadrados, es decir, un espacio equivalente a 30 campos de fútbol. Los habitantes vivirán las mismas condiciones que en el planeta rojo comenzando por el aislamiento en las instalaciones bajo tierra en forma de domos o cúpulas diseñadas con impresoras 3D. Los biodomos interconectados estarán preparados para albergar laboratorios de investigación, huertos y mecanismos avanzados para generar energía. A diferencia que la NASA, el Gobierno de Dubai no cierra la puerta a darle un fin turístico, ya que los bocetos cuentan con un museo un teatro y un centro de interpretación.

Mars Science City en Dubai

¡Sé el primero en comentar!