20 años ha tardado la Estación Espacial Internacional en instalar un brazo robot

Se han tardado 20 años, pero finalmente ya es una realidad. El próximo jueves 15 de julio despegará al espacio el Brazo Robótico Europeo que se acoplará a la Estacion Espacial Internacional el día 23 del mismo mes. Este acontecimiento se ha visto retrasado en innumerables ocasiones debido a diversos fallos que han tenido lugar desde la década de los 90, pero finalmente todo se ha solventado y este aparato estará en el espacio ayudando a los astronautas.

Este robot despegará hacia el espacio exterior con ayuda de un cohete proporcionado por Rusia y con unas medidas voluminosas (más de 10 metros de largo), funcionará al igual que una grúa y ayudará a los cosmonautas para facilitar el movimiento de estos.

Aunque los rusos ayudarán a que este robot esté en funcionamiento, este país ya se ha pronunciado y una vez que acaben los acuerdos internacionales sobre la Estación Espacial Internacional dentro de tres años, Rusia fabricará su propia estación en el espacio.

Una ayuda para los astronautas

Pero no solo facilitará a que anden por la estructura de la Estación Espacial Internacional, ya que también servirá para hacer reparaciones o cambiar piezas si fuera necesario o incluso para transportar cargas que fueran de gran peso y que un ser humano fuera incapaz de transportarlas por su cuenta.

Brazo robot

Las ventajas de esta máquina es que ofrece varias posibilidades a la hora de controlarlo y se podrá mover tanto solo gracias a su tecnología como ser manejado por los astronautas a través de un sistema de controles.

Por tanto, esto implica que puede estar funcionando tanto en el momento como programarlo para que realice una serie de labores y trabajos. Además, cuenta con una serie de cámaras con radiación electromagnética que permitirán vigilar la superficie de la Estación Espacial Internacional.

Un largo proyecto

Este brazo robótico lo han desarrollado un conjunto de empresas relacionadas con el espacio, destacando empresas holandesas, alemanas o la mismísima Agencia Espacial Europea. En su mayor parte, el organismo que más ha colaborado ha sido la administración política de los Países Bajos.

Brazo robot

Después de la cantidad de misiones espaciales que se han llevado a cabo en las últimas décadas y la cantidad de compañías espaciales que han surgido, se hace bastante extraño que este proyecto haya salido hacia delante después de dos décadas.

También se tiene previsto que se sigan fabricando más máquinas que permitan que en el espacio estos aparatos realicen sus trabajos de forma automática, por su cuenta y sin ningún tipo de ayudas, lo que permitiría que no hicieran falta seres humanos en el espacio.