La TDT sólo está garantizada 9 años más: ¿qué puede pasar después?

La TDT lleva más de una década siendo la tecnología que utilizamos para ver la televisión. A finales de 2005 empezó a sustituir a la televisión analógica hasta su apagón. Desde entonces, ha sido la única forma de ver la televisión en abierto. Su emisión está garantizada hasta el año 2030, pero a partir de ahí hay muchas incógnitas.

El Segundo Dividendo Digital, por el cual se liberalizaron las bandas de 700 MHz para el 5G, establecía que las cadenas de televisión podrán utilizar las bandas que van desde los 470 hasta los 694 MHz hasta el año 2030 como mínimo. El Gobierno es el encargado de emitir las licencias que compran los grandes grupos audiovisuales en España para emitir en abierto, siendo una importante vía de ingresos por la que cada década obtienen cientos de millones de euros.

Primero: todos los canales en HD y posible DVB-T2

Así, durante los próximos 9 años, la TDT actual tiene garantizada su emisión. No obstante, para el año 2023 va a haber cambios importantes, ya que todos los canales SD van a desaparecer el 1 de enero de 2023, y puede que se dé el salto directo hacia el DVB-T2 como garantía de futuro.

En el mismo 2023 se va a producir también una conferencia que puede cambiar la forma en la que vemos contenidos: la World Radiocommunication Conference 2023, organizada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Este órgano, perteneciente a la ONU, se encarga de regular las telecomunicaciones a nivel internacional, incluyendo las relaciones entre las empresas y las administraciones.

tdt mejoras

En esta importante conferencia se van a tratar muchos temas relacionados con las telecomunicaciones, incluyendo varios que afectan de manera directa a la TDT. Una de las que están más claras es que la TDT volverá a perder frecuencias en el que será llamado Tercer Dividendo Digital. En él, se liberará la frecuencia de 600 MHz para dejar uso a las comunicaciones móviles.

Cuando se produzca, la TDT quedaría con una frecuencia que va desde los 470 hasta los 594 MHz, es decir, sólo 126 MHz. Con la tecnología actual, el espacio por mux está muy limitado, lo que obligaría a que algunos canales se perdieran. Si se pasa a usar otra tecnología como DVB-T2, entonces sí cabrían más canales, pero vemos que la tendencia es clara: ir dejando prácticamente sin espacio a la TDT.

La TDT puede desaparecer

Sin embargo, en la conferencia se va a debatir también otro tema importante: la aniquilación total de la televisión digital terrestre en Europa. La DVB es consciente de que cada vez se consume más contenido por Internet, y las redes móviles ofrecen el mismo alcance que la TDT al operar en las mismas frecuencias, así como otros servicios enriquecidos. En concreto, en la agenda podemos leer que van a «examinar la utilización del espectro y las necesidades de espectro de los servicios existentes en la banda de frecuencias 470-960 MHz en la Región 1 y considerar posibles acciones regulatorias para la banda de frecuencias 470 – 694 MHz en la Región 1″.

La audiencia de la TDT no para de bajar en favor de las plataformas OTT y la televisión de pago. Por ello, estándares como el DVB-I podrían jugar un papel importante a la hora de hacer una transición a una televisión basada puramente en Internet. Así, se accedería a ella a través de banda ancha fija y móvil.

3 Comentarios