El mercado QLED al rojo vivo: nuevas Smart TV de Nokia con Android TV

El mercado QLED al rojo vivo: nuevas Smart TV de Nokia con Android TV

Alberto García

Samsung fue el primer fabricante en comercializar televisores QLED con paneles Quantum Dot. La compañía abrió a otros fabricantes la tecnología, y actualmente podemos encontrar modelos con estos paneles con marcas como TCL, Xiaomi, Hisense o Vizio. Además, LG también tiene sus propios paneles con Quantum Dot, pero los llama NanoCell. Ahora, llega un nuevo fabricante con estos paneles.

Hablamos de Nokia, o más bien, StreamView, la compañía que ha licenciado el nombre de la compañía para vender televisores en Europa. Estos modelos están orientados a la gama media, ofreciendo buena relación calidad precio, y sobre todo, Android TV como sistema operativo, algo cada vez más importante.

QLED a precio de gama media

Como sabemos, las QLED mejoran significativamente a las teles LCD. La luz de retroiluminación es azul, que tiene una luminosidad mayor que el resto de gamas de colores. Esa luz es filtrada con los quantum dots, obteniendo colores más puros y ricos, con mayor brillo, mejor contraste, mayor volumen para el HDR, y con la seguridad de no tener burn-in a largo plazo.

El precio de las QLED ha ido cayendo cada vez más en los últimos años, y pronto reemplazarán por completo a las LCD gracias a ello. Por ello, no es raro que veamos casos como el de hoy, donde una compañía lanza modelos QLED de gama media con tamaños que van desde las 43 hasta las 70 pulgadas.

Estos televisores, al tener Android TV, cuentan con todas las grandes apps de streaming del mercado, como Netflix, Disney+, Prime Video, YouTube o HBO Max, además de más de 7.000 apps. El tiempo de respuesta es de sólo 8 ms, ideal para usar el televisor para jugar, aunque el panel es de 60 Hz.

Altavoces de 36 W de potencia y peana rotatoria

A nivel físico, estos televisores cuentan con una peana con rotación, de manera que podemos girar fácilmente la tele para poder verla desde otro ángulo. El sonido también cuenta con más potencia que otros televisores del mercado, ya que tiene dos altavoces de 12 W (24 W en total), y un subwoofer de 12 W para complementar el sonido y darle más cuerpo.

En su interior encontramos un procesador ARM Cortex-A55 de cuatro núcleos a 1,2 GHz, GPU MALI 470 MP3, 1,5 GB de RAM y 8 GB de memoria interna. En la parte trasera tenemos tres puertos HDMI 2.0, dos USB 2.0, Ethernet, óptico, jack, etc. La conectividad inalámbrica es WiFi 5 y Bluetooth 4.2.

Las teles incluyen un mando con retroiluminación para poder verlo cómodamente en la oscuridad. Además, cuenta con botones dedicados para Netflix y YouTube. También cuenta con botón para usar el Asistente de Google para controlar la tele, los dispositivos del hogar o buscar contenidos. También cuenta con Chromecast integrado.

Los precios para los distintos modelos son los siguientes:

  • 43 pulgadas: 650 euros
  • 50 pulgadas: 750 euros
  • 55 pulgadas: 850 euros
  • 58 pulgadas: 900 euros
  • 70 pulgadas: 1600 euros

Los televisores estarán a la venta en Alemania, que es donde de momento vende Nokia sus teles. No obstante, no sería raro que se abriesen a más mercados europeos próximamente.

¡Sé el primero en comentar!