Sin tu permiso: Amazon entregó imágenes de sus timbres inteligentes a la Policía

Tras un tiempo bajo sospecha, Amazon finalmente ha admitido que le dio a la policía datos de sus timbres inteligentes sin el consentimiento del usuario. Amazon Ring proporcionó datos policiales sin el consentimiento del usuario un total de 11 veces en lo que va de 2022.

Aunque el propósito sea loable y esté encaminado a situaciones de emergencia, ¿debería la policía tener acceso a las grabaciones del Amazon Ring sin obtener primero el consentimiento del usuario?

La policía tiene acceso a Amazon Ring

Con más 10 millones de unidades vendidas, los timbres de vídeo de Amazon Ring sirven para el propósito de controlar lo que sucede fuera de tu hogar y que tengas la misma experiencia que con un videoportero (un telefonillo con cámara) en tu timbre, un equivalente de la mirilla de toda la vida, pero que acrecentaba la seguridad.

amazon ring camara

Amazon Ring

Sin embargo, en respuesta a una consulta del senador estadounidense Ed Markey, Amazon finalmente ha admitido qué hace también con esas grabaciones y es entregarlas a la policía sin obtener primero el consentimiento del usuario.

En 11 ocasiones solamente durante este 2022, Ring entregó grabaciones privadas, incluidos vídeo y audio, sin informar a los usuarios que la policía tenía acceso a sus datos y que potencialmente los había descargado.

«Simplemente no es cierto que Ring dé a cualquier persona acceso sin restricciones a los datos o vídeos de los clientes, como hemos dejado en claro en repetidas ocasiones a nuestros clientes y a otros. La ley autoriza a empresas como Ring a proporcionar información a entidades gubernamentales si la empresa cree que existe una emergencia que implique peligro de muerte o lesiones físicas graves a cualquier persona, como un secuestro o un intento de asesinato, que requieren la divulgación sin demora. Ring aplica fielmente ese estándar legal».

Evitar que se compartan datos con Ring

La respuesta de Ring a Markey fue la primera vez que la compañía admitió haber compartido información sin el consentimiento de un usuario, por lo que es probable que muchos usuarios desconozcan estas vulnerabilidades.

Sin embargo, hay configuraciones de seguridad más altas que los usuarios de Ring pueden cambiar en sus dispositivos para detener la grabación de audio y comenzar a usar el cifrado de extremo a extremo para el almacenamiento de datos. Al cambiar esta configuración, los usuarios pueden asegurarse de que ningún tercero (como la propia Ring o la policía) pueda acceder a sus grabaciones y saber que no están grabando ninguna libertad de expresión protegida.

Doorbell ring Amazon en oferta

Amazon Ring

Ring le dijo a Markey que a sus clientes les gusta la función de grabación de audio y que se sentirían incómodos si se deshabilitara de forma predeterminada. También dijeron que el cifrado de extremo a extremo se consideraba una configuración avanzada que limitaba el acceso de los usuarios a los vídeos y deshabilitaba ciertas funciones, lo que lo hacía menos deseable para todos los usuarios. «El control del usuario es fundamental en Ring, y reconocemos que esta función avanzada puede no ser adecuada para todos los clientes», escribió Brian Huseman, vicepresidente de políticas públicas de Ring.

Así como hay pocas regulaciones sobre cómo la policía usa las tecnologías de vigilancia privada, tampoco hay muchos datos sobre si la controvertida asociación entre la policía y las empresas de tecnología está haciendo que las comunidades sean más seguras. Sin embargo, es innegable que la policía ve la tecnología de timbres inteligentes como una herramienta gratuita para hacer cumplir la ley, e incluso se asoció con Ring en el pasado para instalar timbres en las comunidades con ese propósito.

Ring recientemente comenzó a compartir estadísticas regularmente que muestran con qué frecuencia la policía solicitó datos (aproximadamente 20.000 solicitudes en 2021), pero todavía se niega a decir con qué frecuencia los usuarios compartieron datos por su propia cuenta.