¿Está España tirando dinero al invertir 95 millones para investigar el 6G?

Esta semana, el Gobierno de España ha anunciado que destinará 95,25 millones de euros para investigar y desarrollar un 5G más avanzado y el futuro estándar 6G, el cual no se espera por lo menos hasta el año 2030. ¿Es demasiado pronto para ello, o es el momento ideal para empezar a investigarlo?

El Gobierno cree que lo segundo. Las ayudas se darán directamente a 13 centros, fundaciones públicas de investigación y universidades públicas españolas. En total, llevarán a cabo 115 proyectos de investigación e innovación relacionados con el 5G y el 6G.

Aumentando el liderazgo español en redes NGA

El principal objetivo de las ayudas es incrementar el liderazgo que tienen los grupos de investigación públicos en 5G, y ser referente de los nuevos estándares que llegarán con el 5G Advanced y el 6G. Con esas ayudas se buscará atraer talento dentro de los estudios de Ingeniería de Telecomunicaciones.

Los centros que han sido seleccionados ya habían recibido financiación por parte del programa de investigación europeo 5G Infrastructure Public Private Partnership). España fue el segundo país europeo con mayor retorno, y por ello ahora reciben ayudas de manera proporcional a la financiación que obtuvieron en el programa anterior. En el plan se fomentará la colaboración público-privada, donde los beneficiarios tendrán que contratar el 70% de sus actividades para actuar como palanca sobre el sector privado.

El total de las ayudas, sumando las directas para investigación y 250.000 euros por cada centro para atraer talento, beneficia a los siguientes 13 centros:

  • Centre Tecnologic de Telecomunicacions de Catalunya (Centro Tecnológico de Telecomunicaciones de Cataluña): 22,631 millones de euros
  • Fundación Centro de Innovación de Infraestructuras Inteligentes: 6,61 millones de euros
  • Fundación Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Networks (IMDEA Networks): 3,741 millones de euros
  • Fundació Privada i2CAT, Internet i Innovació Digital a Catalunya: 16,910 millones de euros
  • Universidad Carlos III de Madrid: 20,670 millones de euros
  • Universidad Complutense de Madrid: 1,673 millones de euros
  • Universidad de Granada: 1,071 millones de euros
  • Universidad de Málaga: 6,679 millones de euros
  • Universidad de Murcia: 3,272 millones de euros
  • Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea: 1,277 millones de euros
  • Universidad Politécnica de Cataluña: 4,089 millones de euros
  • Universidad Politécnica de Madrid: 3,764 millones de euros
  • Universidad Politécnica de Valencia: 8,812 millones de euros

Aunque el 6G todavía no existe sobre el papel

El principal inconveniente de estas ayudas es que el 6G todavía no existe ni siquiera sobre el papel. Actualmente se está trabajando en el desarrollo del 5G Advanced, que se espera que llegue para 2024. Su objetivo será el mismo que el del 4G con el 4G+: mejorar el estándar actual. En concreto, se espera que consuma menos batería, que permita posicionar con precisión sin usar GPS o soporte para conectividad aún más barata en móviles con poca velocidad.

Así, actualmente no hay ningún soporte sobre el que trabajar para desarrollar el 6G. Por suerte, en la asignación de ayudas hablan de casos de desarrollo para el 5G avanzado, así que al menos se va a trabajar para el futuro estándar. El desarrollo de patentes o colaboración en el desarrollo del estándar podría repercutir beneficios mayores en el futuro.

Este tipo de ayudas son clave para posicionar a España en la vanguardia del desarrollo tecnológico de Europa. Si este tipo de ayudas se dieran sin fomentar el despliegue y cableado de 5G y fibra sí podrían ser objeto de críticas, pero el gobierno actualmente está también ofreciendo cientos de millones de euros en ayudas para despliegues. España es uno de los países líderes en despliegue 5G de Europa y de todo el mundo, y con estas ayudas se buscará afianzar ese liderazgo.