Así puedes disfrutar de tu propia conexión de fibra a kilómetros de distancia

Tener conexión de fibra óptica es algo prácticamente imprescindible para hacer un uso normal de Internet. Ver contenido 4K en streaming, descargar archivos a alta velocidad, jugar por Internet o simplemente hacer un uso normal si hay varias personas en casa puede ser un problema si no tenemos contratada una velocidad de al menos 50 o 100 Mbps. Sin embargo, hay zonas donde, aunque no haya cobertura de fibra, sí que puedes disfrutar de la conexión de tu casa.

Imagina que vives en un núcleo urbano, y tienes a su vez una casa de campo o un cortijo a varios kilómetros de distancia de ese núcleo urbano. En el núcleo urbano tienes tu cobertura de fibra y tu conexión, pero en la casa de campo llega sólo cobertura 4G, o incluso puede que sólo tengas cobertura 3G, la cual no suele superar los 7 Mbps.

Antenas de 60 GHz: hasta 12 km de alcance

Si no tienes cobertura de fibra ni de 4G, una de las pocas opciones que te queda es recurrir a Internet por satélite. El problema es que es demasiado caro, donde Starlink cobra 499 euros por el kit, más una mensualidad de 108 euros. Por suerte, simplemente puedes compartir tu propia red de fibra a distancia con dos antenas.

En el siguiente vídeo de LinusTechTips podemos ver un ejemplo de cómo estas antenas pueden cambiar por completo la forma de usar una casa, donde puedes vivir tranquilamente disfrutando del teletrabajo. La casa de sus padres está a 5 kilómetros al otro lado del lago, y la conexión llega perfectamente a la casa donde no tienen ningún tipo de acceso a banda ancha fija.

Las antenas que utilizan son unas Ubiquity airFiber 60 GHz LR, que garantizan una velocidad de 1 Gbps de bajada y 1 Gbps de subida a distancias de hasta 12 kilómetros. Como su nombre indica, este kit cuenta con una antena emisora y una antena receptora que operan en la banda de 60 GHz. Una señal WiFi en esa frecuencia tendría un alcance limitadísimo de unos pocos metros porque emite en todas las direcciones. Estas antenas, sin embargo, concentran toda esa potencia en un único haz que va dirigido hacia el receptor, por lo que ambos han de tener visión directa entre sí sin obstáculos.

antena ubi

Cifras de más de 1 Gbps a 5 km

En el vídeo, a una distancia de 5 km, se envía una velocidad estable de 900 Mbps con una latencia de 1 ms con un puerto Ethernet Gigabit, y sin el puerto alcanzan incluso velocidades de 1,29 Gbps. El kit cuenta también con una señal de respaldo con una frecuencia de 5 GHz, cuya velocidad se ve reducida a unos pocos cientos o decenas de Mbps, pero es mucho más estable en el caso de que haya mal tiempo. Todo se hace de manera automática.

El precio del airFiber AF60 LR puede variar dependiendo de dónde lo miremos, pero se puede adquirir por cifras en torno a los 400 euros, aunque hay un modelo con 2 km de alcance que cuesta algo menos (unos 290 euros).

2 Comentarios