Trump se va matando: Huawei ya no puede usar procesadores Intel

Trump se va matando: Huawei ya no puede usar procesadores Intel

Alberto García

La guerra comercial entre Estados Unidos y China se ha cobrado como principal víctima a Huawei. La compañía china ha visto restringido su acceso a operar con algunas empresas de Estados Unidos, incluyendo por ejemplo Google, no pudiendo por ejemplo acceder a los Servicios de Google en sus móviles y tablets. Ahora, van a tener aún más difícil fabricar ordenadores tras el nuevo bloqueo de Intel.

Así lo reveló anoche Reuters, que afirma que el gobierno de Donald Trump ha notificado a proveedores de Huawei, como Intel, que va a anular las licencias que les permitían vender componentes a Huawei, y que va a tratar de rechazar decenas de otras solicitudes para proveer a la empresa.

Trump asesta un último golpe a Huawei

Esta será, probablemente, la última acción que el gobierno de Trump va a ejecutar contra Huawei, contra la que el gobierno lleva años luchando para debilitarla y hacer que deje de ser el mayor proveedor de equipamientos de red del mundo. Estados Unidos no veía bien que una empresa china tuviera tanto poder, y por ello empezó a alegar problemas de espionaje en sus equipos a pesar de que múltiples expertos de seguridad no han encontrado ninguna evidencia sobre ello.

Según afirman las fuentes que ha consultado Reuters, en total han sido eliminadas ocho licencias de cuatro empresas de Estados Unidos, además de haberse cancelado todas las solicitudes para poder trabajar junto con la empresa. La noticia ha tenido un impacto negativo en el segmento de los semiconductores en Asia, donde algunas han caído hasta un 1,5%.

Así, Huawei tendrá como única opción usar procesadores de AMD en sus ordenadores tras haber perdido la licencia. Lo curioso del asunto es que AMD es también una empresa de Estados Unidos, pero el único fabricante de chips que se ha confirmado que va a dejar de poder operar con Huawei ha sido Intel. Por tanto, los portátiles de Huawei no podrán usar Thunderbolt 4.

Kioxia tampoco podrá venderles chips de almacenamiento

Otra empresa como Kioxia (antigua Toshiba) también tendrá que dejar de colaborar con Huawei al haber perdido la licencia. La empresa es uno de los mayores proveedores de chips de almacenamiento del mundo para dispositivos como móviles o tablets.

Las empresas cuya solicitud para operar con Huawei ha sido denegada no han recibido bien la decisión del gobierno de Trump. Muchas llevaban meses esperando, y ahora tienen 20 días para responder. El Departamento de Comercio tiene 45 días para informarles, y luego habrá otros 45 días para apelar la decisión. En total, había 150 licencias pendientes valoradas en 120.000 millones de dólares en bienes y tecnología. Otros 280.000 millones en licencias no habían sido procesadas, pero es posible que ya hayan sido denegadas.

Por tanto, vemos como Huawei lo tiene cada vez más difícil para operar con normalidad en el mundo. La única esperanza que tienen es que la administración de Biden sea un poco más abierta que la de Trump y empiecen a eliminar las restricciones que sufren en la actualidad. Biden es más favorable hacia China, pero puede que decida mantener las decisiones previas contra la compañía.

La semana pasada, el gobierno de Trump también emitió una prohibición contra Xiaomi, pero en este caso sólo afecta a equipamiento militar.