Haz que tu Smart TV te dure más años con estos consejos

Una Smart TV no es un dispositivo electrónico que compremos al azar. En la mayoría de los casos hemos hecho un análisis previo de los televisores que hay en el mercado, teniendo en cuenta sus características, precio y tipo de panel entre otros para llegar a la conclusión de qué modelo de Smart TV tiene mejor relación calidad precio según nuestros criterios y necesidades. Una vez que nos decidimos por el modelo, la intención es que nos dure cuantos más años mejor para aprovechar debidamente la inversión realizada.

La duración de los televisores se ha ido incrementando a medida que se han ido desarrollando nuevas tecnologías. La tecnología OLED ha superado a los paneles LED más modernos. Los modelos más recientes de Smart TV disponibles en el mercado tienen una vida útil de aproximadamente 60.000 horas y en algunos modelos puede llegar incluso a alcanzar las 100.000 horas de funcionamiento. A razón de 6 horas diarias, el panel de una televisión puede funcionar sin problemas 45 años. Sin embargo, la durabilidad está acostada a diversos condicionamientos como el tipo y el ambiente donde se encuentre ubicada, la frecuencia con la que la limpiamos, pero lo más importante viene determinado por como lo tratemos. Por eso vamos a recopilar una serie de consejos para alargar su vida útil.

Elegir bien su ubicación

Una de las variables que afectan a la longevidad de una Smart TV es el mantenimiento que le realicemos al aparato en cuestión. Antes de nada, una de las decisiones más importantes que vas a tener que tomar cuando compras un televisor nuevo es dónde y de qué manera lo vas a colocar. Para trasladarlo de un lado a otro lo debemos hacerlo sujetando el marco y evitando tocar la pantalla.

Es aconsejable instalar la Smart TV en un soporte de pared. A la hora de ponernos manos a la obra, también deberemos asegurarnos que la pared donde lo queremos anclar es resistente y no pasa ninguna tubería ni cualquier otro factor que pueda hacer que la sujeción no sea efectiva. Sin embargo, si decidimos colocarlo en el típico mueble de televisión tendremos que tener en cuenta que las pantallas son sensibles a los golpes y presiones físicas. Una presión contundente puede llegar a desplazar el líquido de la pantalla y dañar el panel interno.

Deberás evitar colocarlo frente a una ventana que los exponga a rayos solares, ya que se puede calentar dañando parte de sus componentes. El lugar debe ser fresco y ventilado evitando ubicaciones húmedas en los que la propia humedad e insectos pueden dañar los circuitos internos. En lugares de costa también hay que tener en cuenta que la brisa marina puede llegar a oxidar alguno de los componentes del televisor.

Smart TV ubicación

Realiza una limpieza correcta

La limpieza en Smart TV y en cualquier aparato electrónico se tiene que realizar a menudo para evitar la acumulación de polvo y manchas. Se deben evitar el uso de productos químicos como aerosoles, desinfectantes o cloro que pueden llegar a dañar los materiales. Lo mejor es seleccionar un buen paño de microfibra y humedecerlo ligeramente.

Por otro parte, es aconsejable mantener el televisor libre de adornos que puedan contener algún tipo de componente imantado. Ahora que llega la época navideña, evita ponerle cualquier adorno que pueda impedir la correcta ventilación del televisor.

limpieza Smart TV

Desconectar la Smart TV completamente

Desconectar el aparato totalmente, no solo desde el mando, cuando no esté en uso es otro de los consejos que tienes que llevar a cabo si quieres que tu Smart TV te dure más años. Este siemple gesto ayuda a ahorrar horas de funcionamiento a la fuente de alimentación y además lo protege de posibles subidas de corriente.

También resultaría útil instalar unos reguladores de voltaje que cuidan el circuito eléctrico que permiten un corte de energía limpio cuando se produce una bajada o subida de tensión. Ten en cuenta que el modo hibernación desgasta tu televisor y es mejor optar por apagarlo y desenchufarlo. Además, asignarle una toma de corriente exclusiva puede aportar un mejor funcionamiento, ya que las regletas suelen perjudicar la calidad de la recepción.

Apagarla cuando no se está viendo

Puede parecer muy evidente, pero te sorprendería la cantidad de horas que está la televisión encendida sin que le prestemos atención. Dejarla encendida interminables horas puede provocar sobrecalentamientos y acortar la vida de la pantalla.

Algunos modelos de Smart TV cuentan con funciones incorporadas que ayudan a mantener el televisor más allá de su vida útil y disminuir el consumo de energía. Por ejemplo, algunos televisores Samsung cuentan con funciones como Sensor Eco que ajustan el nivel del brillo del televisor basándose en el nivel de luminosidad del ambiente para reducir el consumo de energía. Los televisores, por norma general, también suelen contar con una función que nos permite seleccionar un número de horas en los que si el televisor no ha recibido ninguna señal se apague automáticamente.

Ahora solamente queda poner en práctica todos estos consejos, si es que hay alguno que todavía no estabas realizando, para que, si decides cambiar tu Smart TV, no esté motivado porque ha dejado de funcionar, sino simplemente porque quieres comprarte otro modelo superior o con otras prestaciones.

¡Sé el primero en comentar!