Si tienes que resetear el router de Movistar no olvides hacer esto primero

Un router, como cualquier otro dispositivo, puede fallar. Este podría ser el motivo de que nuestro Internet se corte o de que vaya mucho más lento de lo que debería ir. La mayoría de veces estos errores se solventan apagando y encendiendo el router, pero otros más persistentes requieren que reiniciemos de fábrica el dispositivo. Si eres de Movistar y estás en ese caso, te recomendamos que antes de reiniciarlo guardes su configuración.

Es importante reseñar que no es lo mismo apagar y encender un router que reiniciarlo de fábrica, ya que en este último caso volveremos a tener el dispositivo tal y como nos lo instaló Movistar. ¿Qué quiere decir eso? Que perderemos cualquier configuración que hayamos hecho, a no ser que guardemos previamente nuestra configuración personalizada.

Guarda la configuración de tu router Movistar

Con este proceso que os traemos en este artículo podrás generar un archivo que guarde la configuración de tu router, muy útil si quieres olvidarte de volver a tener que configurarlo. Con este archivo podrás guardar parámetros como la contraseña del WiFi, el nombre de la red si lo has cambiado, los puertos que hayas abierto, etc. Es un proceso sencillo que requerirá que entremos a la configuración del router a través del navegador y la dirección 192.168.1.1 en primer lugar. Para ello deberás introducir el usuario y la contraseña que hay en la parte trasera de tu router, o bien el que tú hayas designado manualmente.

Una vez estemos dentro de la configuración de nuestro router Movistar, tendremos que dirigirnos a la parte superior izquierda de la pantalla y pulsar en el botón con tres rayas horizontales que hará que se despliegue el menú de opciones. En este desplegable nos tocará dirigirnos hacia el final de este, a la opción que indica «Otras funcionalidades». Dentro de esta sección nos deberemos ir al apartado que indica «Crear/Recuperar un perfil», y será aquí donde crearemos nuestro archivo con la configuración del dispositivo.

Crearlo una vez que ya estamos en el apartado correcto es de lo más sencillo. Solo deberemos pulsar en Guardar y nos aparecerá una ventana emergente con toda la información del router que se va a guardar dentro del archivo que estamos a punto de crear. Al hacer nuevamente clic en Guardar nos aparecerá una ruta predeterminada para guardar nuestro archivo, pero la podremos cambiar a otra si así lo queremos. Se creará un archivo con el nombre «backupsettings.conf«, que será muy importante que reservemos y no perdamos.

Restaura la configuración de tu router

Una vez tenemos la configuración «a salvo», lo siguiente que deberemos hacer es resetear de fábrica nuestro dispositivo. Para ello, solo tendremos que buscar un pequeño agujero con la palabra Reset escrita encima, y deberemos introducir en él un objeto fino y punzante para pulsarlo durante al menos 10 segundos. Si hacemos esto, el router pasará a tener la misma configuración que tenía de fábrica, tal y como hemos dicho más arriba.

Restaurar la configuración anterior es igual de sencillo que crearla. Para ello, tendremos que volver a entrar en la configuración del router a través del navegador y la dirección 192.168.1.1, y una vez dentro, volvernos a dirigir a la sección de Otras funcionalidades. En la sección «Crear/Recuperar un perfil» nos iremos en esta ocasión a la parte derecha, donde indica «Seleccionar archivo», buscaremos nuestro archivo «backupsettings.conf» y pulsaremos en actualizar. Hecho esto, solo nos quedará apagar el router durante 5 minutos y volverlo a encender, recuperando así nuestra configuración anterior.