Vodafone pierde: Orange y MásMóvil no tendrán que ceder clientes para completar su fusión

Vodafone pierde: Orange y MásMóvil no tendrán que ceder clientes para completar su fusión

David Soriano

La fusión entre Orange y MásMóvil salva un nuevo escollo y esto podría ser clave para que se llegue a una autorización europea próximamente. Si todo parecía cerrado tras la venta de activos a Digi, Zegona entró en juego para pedir un traspaso de clientes a Vodafone, algo que ha sido rechazado.

La fusión entre Orange y MásMóvil parecía bastante encaminada cuando llegaron a un acuerdo con Digi para que el operador de origen rumano se hiciese con los remedies que exigía la Comisión Europea. Sin embargo, entró en juego un nuevo actor. Zegona, nuevo propietario de Vodafone España, reclamaba la cesión de clientes de banda ancha fija y móvil, tanto minoristas como mayoristas.

Europa dice no

Finalmente, la Comisión Europea ha llegado a una conclusión sobre las demandas de Zegona para que Vodafone España recibiese clientes de Orange y MásMóvil y se ha mostrado reacia a tal medida. Aunque Zegona pedía esto para que el nuevo grupo comience en igualdad de condiciones de competitividad con los niveles de competencia previos al acuerdo, finalmente no se han dado sus peticiones.

comision europea en Bruselas

En primer lugar, porque estas se han dado en un proceso de consulta conocido como market test en el que, aunque se pueden poner sobre la mesa nuevas propuestas, realmente de lo que se pide opinión es sobre si Digi es un buen receptor o no de los remedies. Además, el propio hecho de que no se haya exigido transferencia de clientes al propio operador rumano demuestra que no se teme por los niveles de competencia.

El principal problema que ponía sobre la mesa Vodafone a través de Zegona era el hecho de que tras la fusión quedaría rezagada en cuanto a cuota de mercado. Redondeando, el nuevo grupo fusionado tendría un 40% y Movistar otro 40%, quedando ellos con solo un 20% dentro del reparto entre los tres principales operadores. Así, la idea del fondo inversor que ha comprado Vodafone España sería tratar de igualar todo más en torno al 33%.

Mantener la competencia del sector

Así, Zegona quería realmente convencer a la Comisión Europea de que, aunque no está en contra de que se refuerce el actual quinto operador, Digi, que será el cuarto cuando la fusión se autorice, para ellos era una mejor garantía de mantener la competencia el reforzar la posición en el mercado del tercer operador, Vodafone.

Zegona Vodafone se mete en la fusión Orange MásMóvil

En este sentido, hay que tener en cuenta que parece que la Comisión Europea se ha mostrado favorable con las medidas a las que han llegado con Digi como remedy taker de la operación de cesión de activos de Orange y MásMóvil, que se han cuantificado en la cesión de 60 MHz de espectro radioeléctrico y un pacto de uso preferente de red móvil.

Por tanto, si la CE estaba de acuerdo en esta propuesta de acuerdo y no exigió traspaso de clientes a Digi, que tiene unos 4,4 millones de clientes móviles y 1,4 millones de banda ancha fija, no se aprecia cuál era el motivo por el que lo tendrían que hacer con Vodafone, un operador casi cuatro veces mayor con 14 millones de clientes de telefonía móvil y casi 3 millones de cliente de banda ancha fija.