Sigue estos pasos para conectar una unidad de red a Windows

Lo habitual es que utilicemos un disco duro para almacenar nuestros datos o que lo hagamos en la nube a través de plataformas específicas como pueden ser Dropbox o Google Drive. Pero también podemos tener una unidad de red conectada que nos permita acceder a nuestros archivos en la nube desde cualquier parte o que nos permita que otras personas también puedan acceder a él. Esto se consigue al conectar una unidad de red a Windows donde tendríamos todo el contenido.

Hay muchas ventajas a la hora de conectar un dispositivo o un almacenamiento a la red. Lo primero y principal es que podremos acceder desde cualquier parte. La diferencia es que no nos conectamos desde nuestro ordenador directamente a los datos o el contenido, sino que lo hacemos a través de la red. Hay varias formas de hacerlo: desde el propio menú de equipo, pero también desde CMD o utilizando la dirección IP que sepamos de la unidad de red. Es rápido y no tiene ninguna complicación a ningún nivel, apenas nos llevará unos minutos.

Ventajas de uso

Como decimos, en comparación con utilizar un disco duro para guardar lo que queramos o incluso almacenarlo en la nube, una unidad de red nos permite muchas cosas que estos métodos no nos permitirían. Entre estas ventajas, se encuentran las siguientes:

  • Tener a tu disposición un almacenamiento centralizado de grandes cantidades de archivos multimedia, como fotos, vídeos y documentos. Además, estos los podrás compartir entre ordenadores y reproductores multimedia domésticos.
  • Buena protección y gran fiabilidad, tendrás fuentes alternativas de suministro. Es decir, todos los archivos se pueden guardar o copiar a dos, tres o más ordenadores conectados, por lo que si ocurre algo, tendrás la posibilidad de una copia segura en otro sitio.
  • Gran capacidad de almacenamiento, podrás almacenar grandes cantidades de archivos.
  • Acceso remoto a los archivos almacenados para escuchar música, ver películas y compartir fotos desde cualquier dispositivo conectado a Internet, pudiendo acceder a ellos desde cualquier lugar.
  • Seguridad y configuración de datos, al administrador le permite organizar los datos más importantes. En el caso de una oficina, por ejemplo, pueden estar organizados por departamentos y evitar así que se fragmenten y acaben dispersos por todas partes. Los datos importantes pueden estar gestionados en una parte de un servidor y, luego, reproducirse o realizar una copia de seguridad. Igualmente, un administrador podrá controlar los datos necesarios para que puedan acceder o ser editados por empleados que tienen permiso para ello.

Cómo conectar una unidad desde el apartado Red

Salvo que hayamos realizado alguna configuración avanzada de red (por ejemplo, configurando nuestro ordenador como un sistema conectado a una red pública), por defecto, desde el apartado de «Red» que nos aparece en la lista de elementos a la izquierda de cualquier ventana del explorador de Windows deberíamos poder ver todos los dispositivos conectados a nuestra misma red.

Red-de-Windows-10-768x538.png

Sin embargo, es posible que queramos configurar en nuestro Windows 10 dicha unidad compartida como si se tratase de una unidad más conectada directamente al ordenador, como un disco duro interno o externo conectado a través de USB. Para ello, simplemente tendremos que conectarlo como una «unidad de red». Los pasos que debemos seguir son fáciles y apenas nos llevarán unos segundos.

  • Vamos al menú de inicio o buscamos “este equipo” en el escritorio
  • Hacemos clic derecho sobre el icono correspondiente
  • Nos aparecerán ahora una serie de opciones disponibles…
    • Abrir
    • Anclar al Acceso rápido
    • Administrar
    • Anclar a Inicio
    • Conectar a unidad de red
    • Desconectar unidad de red
    • Restaurar versiones anteriores
    • Etc
  • La que nos interesa es: Conectar a unidad de red
  • Toca sobre ella, como ves en la imagen

Conectar-a-una-unidad-de-red.png

Aparecerá ahora una ventana emergente que nos preguntará qué carpeta de red deseamos asignar, además de una serie de ventajas o menús que debemos rellenar. Debemos especificar la letra de la unidad de la conexión y la carpeta. Además, podemos rellenar o marcar una serie de opciones diferentes como:

  • Conectar de nuevo al iniciar sesión
  • Conectar con otras credenciales

Asistente-para-conectar-a-una-unidad-de-red-en-Windows-10.png

Aquí tendremos que rellenar una serie de datos para poder conectarnos. En él, simplemente debemos elegir la letra de la unidad que vamos a dar a nuestra carpeta de red (por ejemplo, la Z) e introducir la ruta a dicha carpeta. Si la sabemos, podemos introducirla directamente en el cuadro que nos aparece, si no, debemos pulsar sobre «Examinar» y buscar la que nos interesa siguiendo los pasos de la imagen a continuación. Escogemos la unidad que queremos utilizar aquí.

Buscar-recurso-compartido-en-Windows-10.png

Una vez que ya hemos rellenado la carpeta y unidad, tenemos que decidir si marcamos las dos opciones o check anteriores. Tenemos la opción de marcar la casilla que vemos y que indica «conectar al inicio de sesión» para que Windows conecte automáticamente a dicha carpeta cada vez que arrancamos el ordenador.

Además, si el servidor (el router, el NAS o cualquier otro dispositivo similar) está configurado con unas credenciales concretas, pulsaremos sobre «conectar con otras credenciales» para introducir los datos de acceso. Aparecerá entonces una ventana de Seguridad de Windows donde tenemos que rellenar usuario y contraseña, tal y como ves a continuación. Verás un mensaje que indica: Escriba sus credenciales para conectarse a XXX. Y un recuadro donde podrás escribir la clave correspondiente para empezar la conexión. Simplemente debes introducirla y confirmar tocando sobre “Aceptar”.

Iniciar-sesion-en-una-unidad-de-red-en-Windows-10.png

Una vez que hayamos seguido estos pasos, Windows montará nuestra unidad de red como si se tratara de un disco duro más conectado al ordenador y este nos aparecerá igualmente en el explorador de Windows. Si queremos que varios usuarios utilicen el disco a la vez, simplemente debemos conectarlo a todos los ordenadores siguiendo este mismo proceso. Puedes conectar la unidad de red en los ordenadores que quieras, basta con repetir los pasos anteriores en otro ordenador que tengas.

Otras opciones para conectar una unidad de red

Hay otras opciones que podemos seguir para conectar una unidad de red a través de CMD, por ejemplo. O con otros métodos alternativos como conectarnos desde el símbolo del sistema o desde la propia IP de la unidad de red…

Desde CMD

Si quieres hacerlo desde CMD o el símbolo del sistema podemos hacerlo…

  • Abre Inicio
  • Busca “CMD” o “Símbolo del sistema”
  • Haz clic derecho y toca en “Ejecutar como administrador”
  • Se abrirá la ventana correspondiente
  • Tenemos que escribir los siguientes datos

Net use drive_letter_ComputerShare /user UserName Password /persistent: yes

Teniendo en cuenta este código debemos modificar drive_letter:ComputerShare por la letra que queremos dar a la unidad y su directorio correspondiente y en UserName y password debemos introducir nuestro nombre de usuario y clave correspondiente.

Con PowerSell

Además del Símbolo del Sistema, es posible hacerlo con comandos desde PowerShell. La interfaz de consola diseñada para automatizar tareas o hacerlas de manera más controlada también te permite hacerlo, por lo que solo hay que ir hasta allí y utilizar los comandos:

New-PSDrive -Name drive_letter -PSProvider FileSystem -Root «ComputerNameShareName» -Credential «UserName» -Persist

Donde ComputerNameShareName es el directorio de red y UserName es el nombre de usuario. Con los parámetros persistent:yes y Persist conseguiremos un volumen persistente, de manera que la unidad se va a mostrar siempre por defecto.

Desde la IP

Si sabemos la IP a la que está conectada la unidad de red que queremos, basta con seguir unos pasos sencillos para gestionarla y “enlazarla” a nuestro ordenador. Lo primero que debemos saber es la dirección IP de la unidad de red que queremos vincular. Una vez hecho, solo tenemos que ir a la barra de direcciones del explorador de archivos de Windows y escribirla en la parte superior. Es decir, abres cualquier carpeta del ordenador o buscas “explorador de archivos” en Inicio. Aquí copias la dirección IP correspondiente y esto nos llevará a la unidad de red.

Aquí nos aparecerá una ventana emergente similar a la que hemos visto en párrafos anteriores donde tenemos que escribir las credenciales de red para conectarnos a esa IP. Nos pedirá un usuario y una contraseña que tendremos que introducir. Una vez lo tengas, simplemente puedes tocar en “Aceptar” para conectarte.

Problemas al detectar una unidad de red

Puede ser que se produzca algún problema a la hora de que no detecte la unidad de red o no puedas conectarte adecuadamente, por lo que te comentamos algunas comprobaciones básicas que debes realizar en caso de que esto suceda:

  • Comprueba que has hecho bien la configuración y has seguido todos los pasos.
  • Asegúrate de que no se trata de un problema con tu antivirus o firewall que bloquean su acceso.
  • Si tienes una VPN comprueba que esta funciona bien.
  • Actualiza Windows a la última versión, y comprueba que se ha actualizado bien.
  • Actualiza tus dispositivos y controladores.

Por último, si necesitas desconectar una unidad de red porque no va bien o no la necesitas, debes saber que, para desconectar una red, tendrás que ir al explorador de archivos a Este equipo y dar a Ubicaciones de red. Desde ahí indicarás la que quieres desmontar. Le das con el ratón encima de la unidad y confirmas la opción Desconectar. También puedes hacerlo desde el Símbolo del Sistema ejecutando el comando Net Use nombredeunidad: /Delete.

¡Sé el primero en comentar!