¿Archivo abierto por otro programa? Cómo eliminarlo en Windows 10 y 11

Crear, copiar, mover o eliminar archivos en Windows es algo que la mayoría de usuario hace a diario. Sin embargo, seguro que en más de una ocasión nos hemos encontrado con algún problema a la hora de eliminar un archivo. Un error común es no poder borrar un archivo debido a que alguna aplicación está haciendo uso de él. A continuación, vamos a mostrar cómo solucionar los problemas al intentar eliminar un archivo que está en uso en Windows 10 y Windows 11.

Pasos que seguir con Windows 10 o Windows 11

Tanto en Windows 10 como en Windows 11 podemos seguir una serie de pasos para comprobar que un archivo está en uso, liberarlo y conseguir así poder eliminarlo sin ningún tipo de advertencia del sistema. De manera general, este nos indicará que “La acción no se puede completar porque otro programa tiene abierto el archivo”.

Cerrar el programa en cuestión

Lo primero que se nos vendrá a la cabeza para poder eliminar un archivo que está en uso en Windows es cerrar la aplicación que lo está usando. De esta manera, lo normal es que ya podamos eliminarlo. El sistema operativo suele indicar cuál es el programa que tendría abierto el archivo, así que será lo primero que hagamos.

El problema viene cuando esto no funciona o Windows no termina de indicarnos el programa que tiene abierto el archivo (limitándose a decir “otro programa”). En este caso, o cerramos todos los programas abiertos o seguimos probando con el siguiente punto.

windows 10 boton reiniciar

Reiniciar el sistema operativo

Si aun así no podemos borrar el archivo, lo siguiente que podemos hacer es reiniciar el equipo y comprobar que la aplicación que estaba usando dicho archivo no se está ejecutando. Entonces, ahora podremos ir hasta ese archivo y eliminarlo del disco.

Esta es la solución universal para casi todos los problemas, pero no siempre funciona. Uno podría pensar que, al reiniciar el ordenador, el archivo debe quedar liberado y esto será así ene l 99,99% de los casos. Si no es así, te recomendamos seguir probando con los siguientes puntos hasta que lo consigas.

Administrador de tareas

En lugar de reiniciar el equipo, podemos probar a finalizar la aplicación desde el Administrador de tareas de Windows.

Para ello, abrimos el Administrador de tareas desde el menú Win+X o a través de los atajos Ctrl+Alt+Supr. o Ctrl+Mayúsculas+Esc, buscamos la aplicación que está usando el archivo y pulsamos sobre la opción Finalizar tarea. Una vez hecho esto, ya podemos comprobar si podemos eliminar un archivo que está en uso en Windows 10.

De manera predeterminada el explorador de archivos de Windows lanza todas las ventanas en un solo proceso, explorer.exe, sin embargo, puede que tengamos configurado que se lancen procesos separados con cada ventana del explorador. Esto podría causar conflictos entre los diferentes procesos y tener problemas a la hora de eliminar un archivo que está en uso.

eliminar un archivo

Para comprobar esto, lo que tenemos que hacer es abrir una ventana del explorador de archivos y desde la opción del menú Vista, acceder a Opciones > Cambiar opciones de carpeta y búsqueda. Esto nos abrirá una ventana en la que, dentro de la pestaña Ver > Configuración avanzada, debemos buscar la opción Abrir ventana de carpeta en un proceso independiente y desmarcarla si estuviese marcada.

El uso del panel de vista previa del explorador de archivos también puede generarnos un problema a la hora de borrar un archivo, ya que puede que Windows nos indique que el archivo está en uso y no puede ser eliminado. En este caso, para cerrar el panel de vista previa, lo que tenemos que hacer es abrir una ventana del explorador y desde la opción de menú Vista>Paneles, desmarcar el Panel vista previa. Ahora ya podemos volver a intentar eliminar un archivo que está en uso en el sistema.

eliminar un archivo

CMD o símbolo de sistema

Si después de probar todo lo anterior seguimos teniendo problemas para eliminar un archivo que está en uso en Windows, podemos también intentarlo desde la línea de comandos. Para ello, abrimos una ventana del símbolo del sistema con permisos de administrador y a continuación navegamos hasta la ruta donde tenemos el archivo que queremos borrar.

Ahora, antes de nada, debemos finalizar el explorador de archivos de Windows desde el Administrador de tareas y, por último, volvemos al símbolo del sistema y ejecutamos el comando:

del nombrearchivo.xx

Donde nombrearchivo debe reemplazarse por el nombre exacto del archivo y xx por su extensión. Esto debería permitirnos eliminar un archivo que está en uso en Windows.

Utilizando programas de terceros

Es bastante improbable que nada de lo anterior funcione, pero existe la posibilidad. También puede que no queramos complicarnos tanto la vida y prefiramos la solución sencilla. Para ello, existen diferentes programas capaces de borrar archivos bloqueados sin problemas con una tasa de éxito bastante elevada:

Unlocker

Mi alternativa preferida para borrar archivos bloqueados se llama Unlocker y se trata de una herramienta gratuita que permite desbloquear cualquier fichero o carpeta. Basta con instalar el programa, pulsar con el botón derecho y seleccionar Unlocker. Esto nos enseñará los procesos activos y nos permitirá desbloquear todo pulsando “Unblock All”.

La última versión es la 1.9.2 y, aunque no se actualiza desde el año 2013, lo cierto es que funciona a las mil maravillas. Es compatible con Windows 2000, Windows XP, Windows 2003, Windows Vista y Windows 7, aunque no hemos tenido ningún problema para hacerlo correr sobre Windows 10 y Windows 11. Ojo, no instalar la Delta Toolbar que se nos ofrece durante el proceso de instalación.

Microsoft Process Explorer

Esta herramienta es compatible con Windows 8.1 y versiones superiores. Basta con descargarlo desde su página web oficial y lanzar el archivo Process Explorer (procexp.exe). Esto nos abrirá dos ventanas con un explorador de archivos más o menos tradicional y un monitor de recursos del sistema.

Buscaremos el archivo en cuestión mediante la Búsqueda de Process Explorer a través de Find > Find Handle or DDL o bien pulsaremos la combinación de teclas Ctrl + F. Ahí se nos mostrarán los procesos que están utilizando el archivo y podremos proceder a cerrarlos. De esta forma, ya podemos borrar el fichero.

LockHunter

Finalmente, contamos con esta herramienta para Windows de 32 y 64 bit que nos muestra el proceso que está bloqueando el fichero, nos da toda la información sobre ese proceso, nos permite desbloquear, borrar, copiar o renombrar el archivo, permite borrarlo en el siguiente reinicio del sistema, permite “matar” el proceso en cuestión, permite eliminar procesos activos, permite descargar DLLs y se integra en el explorador de Windows.

eliminar un archivo

De nuevo, estamos ante una aplicación gratuita con muchas posibilidades con la que podremos liberar el archivo que queremos borrar y que Windows 10 u 11 no nos permite hacerlo. Esta herramienta ocupa únicamente 3,2MB y funciona bastante bien.

¡Sé el primero en comentar!