Soluciones a los problemas más habituales de impresoras en Windows 10

Soluciones a los problemas más habituales de impresoras en Windows 10

Manu Iglesias

Los atascos de papel son los principales problemas de las impresoras, pero en algunas ocasiones también pueden estar causados por otros motivos. Fallos de software, controladores erróneos u obsoletos, “atascos” en la cola de impresión, errores de conexión, etc. Aunque no son muy habituales, estos problemas son un auténtico dolor de cabeza y queremos ayudarte a solucionarlos.

Si tienes problemas con tu impresora, a lo largo de este artículo encontrarás soluciones paso a paso a los problemas más comunes en Windows 10 con los que, seguramente, volverá a funcionar como debería.

Soluciones a los problemas más habituales de las impresoras en Windows 10

Comprueba que la impresora está correctamente conectada y reiníciala

Si tu impresora ha dejado de imprimir misteriosamente lo primero que deberías hacer es comprobar que está correctamente conectada.

Revisa el cable de alimentación, que está encendida y también que está bien conectada a través del cable USB o de la red WiFi en caso de que sea inalámbrica. Además, debes cerciorarte de que está conectada a la misma red que el ordenador o dispositivo desde el que quieres imprimir.

Una vez que compruebes que todas las conexiones son correctas, reinicia la impresora por si el error se ha producido por un fallo en el software de esta.

Revisa la impresora

Acércate a la impresora y comprueba que no está dando ningún mensaje de error en la pantalla o con algún LED. Revisa que tiene papel del tamaño adecuado, los niveles de tinta, el tóner en caso de que tengas una impresora láser.

Prueba por agitar los toner, para remover el polvo que contiene, ya que si lleva mucho tiempo puede llegar a compactarse y afectar a la impresión. Además, siguiendo con las impresoras láser, también deberías revisar el fusor térmico.

Actualiza el controlador (driver) desde Windows

En algunos casos una simple actualización del controlador puede solucionar muchos problemas.

Actualizar driver de impresora

Para ello pincha en Cortana y ejecuta el administrador de dispositivos. Una vez abierto despliega el apartado Impresoras y haz clic con el botón derecho sobre la impresora y selecciona la opción Actualizar controlador.

En la mayoría de las ocasiones esto debería ser suficiente para que Windows busque la versión más actual del driver y la instale automáticamente. En caso de que no sea capaz de actualizarlo, accede a la sección de soporte de la web del fabricante, busca el modelo de la impresora y realiza la instalación de forma manual.

Vacía la cola de impresión y reinicia el servicio

Si los métodos anteriores no han sido suficientes es posible que tengas que vaciar la cola de impresión de Windows de forma manual y reiniciar el servicio de impresión para que vuelva a responder con normalidad.

Detener cola de impresión en Windows 10

Para hacer esto teclea servicios en la barra de búsqueda de Cortana y ejecuta la aplicación. Una vez abierta pincha sobre Cola de impresión con el botón derecho del ratón y dale a la opción Detener.

Cuando el servicio se haya detenido vuelve a barra de búsqueda de Cortana y pega esta ruta: %WINDIR%system32spoolprinters. Pulsa intro y en la ventana que se abre elimina todos los archivos que contenga para borrar por completo la cola de impresión del ordenador.

Reiniciar cola de impresión en Windows

Vuelve a la ventana de Servicios y haz doble click sobre Cola de impresión. En Tipo de inicio selecciona Automático, pincha sobre Iniciar y por último pincha en Aceptar para que los cambios queden guardados.

Los documentos que estaban en cola habrán sido eliminados, por lo que deberás volver a enviarlos a imprimir.

Ejecutar el solucionar de problemas

Si hay algo con lo que cuenta Windows es con varios solucionadores de problemas. Estos son herramientas que nos permiten arreglar bastantes de los problemas que pudiéramos sufrir en el sistema operativo y que, al ser medianamente normales, tiene una solución fácil y que puede solucionar esta herramienta por sí sola.

Por eso debemos dirigirnos a la caja de búsqueda y escribir lo que nos ocurre para que el buscador de problemas nos indique que hacer o podemos acceder desde Configuración, luego entramos en Actualización y seguridad, vamos a Solucionar problemas y hacemos clic en Impresora.

Solucionador de Windows

Estado de la impresora

Si nos damos cuenta de que la impresora está en estado «sin conexión» deberemos ponerla otra ver «en línea» para que todo funcione correctamente. Debemos comprobar que la impresora está encendida y a partir de ahí y que nos indica que está totalmente operativa para funcionar con el ordenador. una vez nos cercioremos de esto, debemos hacer lo siguiente en el PC:

  • Abrimos la página de Configuración de Windows 10.
  • Vamos hasta la opción Dispositivos para luego abrir Impresoras y escáneres.
  • Seleccionamos nuestra impresora de todas las que pudieran salir.
  • Ahora pulsamos en el botón Abrir cola e inmediatamente abrimos la opción de menú Impresora.
  • En este momento debemos asegurarnos de que la opción Usar impresora sin conexión no está marcada.

Desinstalar e instalar otra vez la impresora

Ya como última opción y un poco a la desesperada, podremos probar a borrar la impresora de nuestro sistema y volver a instalarla otra vez en Windows 10. Puede ser algo radical, pero os sorprendería la cantidad de veces que este tipo de soluciones prosperan y para bien.

  • Vamos a Configuración, pulsando la rueda dentada del menú de Inicio.
  • Seguidamente seleccionamos Dispositivos y entramos en Impresoras y escáneres.
  • Una vez dentro debemos seleccionar nuestra impresora y seguidamente pulsar en Quitar dispositivo.

quitar impresora en Windows 10

Ahora que la hemos borrado, es recomendable reiniciar el sistema operativo. Una vez vuelva a cargarse es el momento de reinstalar nuestra impresora en Windows 10 y así comprobar si esta solución a surtido efecto. En este caso, esto es lo que debemos hacer:

  • Abrimos la página de Configuración y nos dirigimos a la opción que se llama Dispositivos.
  • Entonces abrimos la sección de Impresoras y escáneres.
  • Seleccionamos la opción Agregar una impresora o escáner.
  • Esperamos a que el sistema encuentre nuestra impresora (puesto que la tenemos conectada y encendida), la seleccionamos y pulsamos en Agregar dispositivo. Cuando esto haya finalizado, ya podrá estar operativa y funcionando sin problemas.

Otra opción para reinstalar la impresora es volver a meter el disco con el que viene la propia impresora e instalarlo otra vez, pero esto lo malo que tiene es que normalmente vuelven a instalar también todos los programas y se hace algo más pesado.